¿Por qué Uber, Airbnb o Amazon no nacieron en Latinoamérica?
Foto: Jornal Grande Bahia

El bajo nivel de educación que hay en los países de Latinoamérica provoca que la mayoría de las empresas que están presentes en la región sean manufactureras y de materias primas que no aportan algún valor agregado, mientras que en otros países las grandes ideas son la que se vuelven más redituables.

“En otras partes del mundo hay alguien al que ya se le ocurrió hacer un Uber sin tener algún coche, o un Airbnb sin tener un hotel, o un Amazon y poder tener la red de distribución y de venta más grande del mundo sin tener una sola tienda”, opinó Alexander Ugaz, analista de la empresa de consultoría Mercer.

El nivel de educación que hay en los países latinoamericanos, incluyendo México, es uno de los principales factores que provocan que no surjan en ellos alguna de estas empresas que han revolucionado la forma de hacer negocios en el mundo durante el siglo XXI, explicó.

Foto: Internet

“Por eso es importante que el gobierno y otras entidades inviertan en el desarrollo de las personas y en la educación para que podamos llegar a esos niveles que tienen en otras partes del mundo”, advirtió.

El factor humano hoy es lo más valioso

En la actualidad, el conocimiento de las personas y la cantidad de gente que usa algún servicio es altamente valorado en el mercado, por lo que el contenido se está convirtiendo en el principal valor de un negocio.

“Por ejemplo, la empresa creadora de Candy Crush está valuada en 10,000 millones de dólares, que es 100 veces su margen de utilidad, pero su verdadero valor está en las personas que generan sus algoritmos y también en los usuarios”, reveló Adriano Silva, director de Fusiones y Adquisiciones también de la misma consultora.

“Esta realidad va a cambiar la manera de hacer negocios en el mundo, y México tiene ahí una buena oportunidad”, destacó.

Para retener a los millennials

Esa nueva realidad de los negocios estará liderada por los millennials, quienes para 2020 constituirán 70% de la fuerza laboral de las organizaciones.

Jeff Cox, ejecutivo de Mercer, dijo que eso también deberá modificar la labor del área de recursos humanos de las empresas, la cual, por ejemplo, ya no deberá tener el mismo paquete de compensaciones para todos sus empleados.

Cox agregó que hoy pueden ser más valoradas prestaciones como un boleto de avión a algún destino del mundo o más días de vacaciones para que el empleado pueda viajar por más tiempo en vez de otras prestaciones tradicionales, como un seguro de vida.

De esa manera, la atracción y retención de talento en las empresas deberán ser más flexibles y enfocarse en el crecimiento personal y en el desarrollo de carrera de las personas. Al final, detrás de algún desarrollo vanguardista, como un coche autónomo, hay un ser humano programándolo.

Por Carlos Tomasini (@carlostomasini).