Minuto a Minuto

Nacional CFE acusa campaña mediática en su contra tras apagones de mayo pasado
La CFE dejó en claro que no hay una crisis de electricidad en el país, tal y como ha referido diversos medios en últimas semanas
Internacional Aguas del Sena siguen sin ser aptas para competiciones olímpicas
El análisis más reciente de la calidad del agua del río Sena revela que no está a la altura para las competiciones olímpicas
Economía y Finanzas El rescate de CFE es una realidad: Manuel Bartlett
El director general de la CFE, Manuel Bartlett, indicó que el Gobierno de López Obrador ha realizado una "inversión histórica" en la empresa
Internacional Trump promete residencia “automática” a migrantes que se gradúen de la universidad
Trump aseguró que de volver a la Casa Blanca dará la residencia permanente a los migrantes que se gradúen de cualquier universidad
Sin Categoría OMS pide la reapertura del paso fronterizo de Rafah para que entren medicinas y otra ayuda a Gaza
Rafah se convirtió en lugar de refugio para más de un millón de palestinos que huyeron del resto del territorio tras la guerra con Israel
Partos prematuros bajaron ligeramente al inicio de los confinamientos
Fotografía de archivo de un recién nacido en una sala de neonatología. Foto de EFE/ Ernesto Mastrascusa

El nacimiento de bebés prematuros disminuyó ligeramente y la tasa de mortinatos no varió en los cuatro primeros meses de confinamientos por el COVID-19, según un estudio que analiza los datos de una veintena de países.

El informe que publica hoy Nature Human Behavior y en el que participaron investigadores españoles consideró datos sobre 52 millones de nacimientos.

Durante los cuatro primeros meses se produjo una reducción global de entre el 3 y el 4 por ciento de los nacimientos prematuros, evitando casi 50 mi,l en el primer mes, señala el estudio “Resultados perinatales internacionales en la pandemia”.

Ese descenso de nacimientos prematuros podría deberse a un menor número de infecciones no relacionadas con el COVID-19, por la mejora de las prácticas higiénicas, y a la reducción de la contaminación atmosférica, según el codirector del estudio David Burgner, del Instituto Murdoch de Investigación Infantil (Australia).

Las infecciones y la contaminación atmosférica se sabe que desencadenan inflamaciones que contribuyen a los nacimientos prematuros.

Cada año se producen unos 14.8 millones de nacimientos prematuros en todo el mundo, lo que significa que “incluso una modesta reducción podría tener un gran impacto en las tendencias mundiales de natalidad”, dijo el científico en un comunicado.

Además, consideró que comprender las vías subyacentes que relacionan los confinamientos con la reducción de los nacimientos prematuros “podría tener implicaciones para la práctica clínica y la política”.

Natalie Rodríguez, de la Universidad de Manitoba (Canadá) y codirectora de la investigación, afirmó que las asociaciones de colaboración forjadas durante la investigación seguirán reforzando y haciendo crecer la investigación en salud pública en todo el mundo mucho después de que se publiquen los resultados.

Con información de EFE