Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Menopausia ¿puedo hacer ejercicio durante este periodo?

Menopausia ¿puedo hacer ejercicio durante este periodo? - Foto: Especial
Foto: Especial

Durante la menopausia, es importante adoptar un estilo de vida que favorezca la transición y evite el proceso de envejecimiento acelerado

El cuerpo de las mujeres está cambiando constantemente, adaptándose a los cambios fisiológicos que suceden con el paso del tiempo. Hay 2 momentos en la vida de una mujer donde surgen cambios importantes, cuando le viene la menstruación, y cuando la menstruación cesa, la mujer comienza la menopausia, una transición que provoca varios cambios fisiológicos.

Durante este periodo, es importante adoptar un estilo de vida que favorezca la transición y evite el proceso de envejecimiento acelerado y el desarrollo de enfermedades comunes de la menopausia, como la osteoporosis y problemas cardiovasculares.

Cuando una mujer entra en la menopausia, los niveles de estrógeno y progesterona disminuyen significativamente. Estas hormonas son importantes para mantener la salud de la mujer. El estrógeno, por ejemplo, ayuda a la buena salud de los huesos y a mantener un buen nivel de colesterol en sangre. Es por ello que las posibilidades de desarrollar osteoporosis a partir de la menopausia, son más altas. Además, tras la menopausia, se produce una rápida pérdida de masa ósea y muscular. Por lo tanto, es imprescindible que las mujeres menopáusicas practiquen ejercicio físico para fortalecer la masa ósea, ganar masa muscular.

Otros signos de esta etapa son “la sequedad vaginal y la disminución del deseo sexual en algunas mujeres ante la falta de estrógenos”. también a este periodo se le suele asociar con un incremento de peso, idea incorrecta puesto que lo que se produce es “un aumento de la grasa corporal que tiende a localizarse en el abdomen”. Entre los cambios corporales también “pueden aparecer vello facial y pérdida de densidad del cabello”.

Foto: Especial

 

Beneficios De Practicar Deporte

Hacer ejercicio tiene efectos positivos para la salud en cualquier edad, siendo algunos de sus beneficios: “el mantenimiento del peso adecuado, el alivio del estrés, el aumento de la fuerza muscular, la mejora del equilibrio y la coordinación, la mayor resistencia ósea, el aumento de la atención mental y la mejora en la evolución de enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes la osteoporosis o la demencia”.

La práctica de deporte o ejercicio pueden disminuir los síntomas anteriormente comentados de la menopausia: “Por un lado, la actividad física diaria controla las grasas y evita que aumente su acumulación y, por otro lado, también permite la segregación de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad que harán que los cambios de humor, los sofocos y las alteraciones que sufre el cuerpo sean más llevaderos”.

El ejercicio físico también tiene un efecto en la estética porque “estimula la producción de colágeno, que se notará en la piel y en las articulaciones”. También beneficia a los huesos porque ayuda a “prevenir la osteoporosis, ya que hace a los huesos más fuertes y resistentes, y una musculatura fuerte protegerá el cuerpo de fracturas óseas y desgaste excesivo de las articulaciones, lo que ayudará a mantenerse ágiles evitando caídas y golpes”.

Con respecto a la atrofia bulbar, para su trabajo “cada vez existen más tipos de terapia desde abdominales hipopresivos hasta electroestimulación especial de la zona”.

 

Foto: Especial

 

¿Cómo Debe Ser El Ejercicio En La Menopausia?

La actividad física que se practique en este periodo va a depender “del estado físico de cada mujer y de su bagaje deportivo pero, en cualquier caso, debe ser un ejercicio moderado hasta que se adapten a las nuevas condiciones físicas y tomen medidas de lo que pueden o no hacer”.

Probablemente la modalidad más recomendada en esta etapa sea una combinación de ejercicios de alta intensidad con periodos cortos de recuperación y que, a su vez, favorezcan la mejora del equilibrio, como Pilates. Practicando este tipo de ejercicios se consigue una pérdida de tejido adiposo y una ganancia de musculatura en menor tiempo que con la realización los ejercicios convencionales cuando se practican aisladamente como la carrera, la natación o el spinning.

Con respecto al entrenamiento, la rutina debería constar de 30 minutos de cardio diarios, una rutina específica y adaptada de fuerza y otra de flexibilidad con estiramientos, pudiéndose realizar esta última de forma suave antes de ir a dormir para ayudar a relajar el cuerpo y facilitar el sueño.

Hay una gran variedad de actividades físicas que se pueden practicar en la menopausia. Además de Pilates, se recomienda también otros ejercicios como el taichí o el yoga porque también han demostrado ser provechosos.

Señoras, que la etapa del climaterio no sea pretexto para no practicar algún deporte o actividad física, al contrario, será más llevadera esta etapa de ustedes las mujeres.

Nos leemos la próxima semana.

ejerciciomenopausiaTomás Weimar
Menú de accesibilidad