Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

#LaPeorMamá. El festejo patrio virtual

#LaPeorMamá. El festejo patrio virtual - #LaPeorMamá Lo que puede lograr un niño
Foto de Archivo

¿Vieron ese meme que decía que el desfile del festejo del 16 de septiembre de los niños sería dando vueltas al patio? Pues algo así…

¿Vieron ese meme que decía que el desfile del festejo del 16 de septiembre de los niños sería dando vueltas al patio? Pues algo así…

Miren, a mí eso de los disfraces la verdad es que nunca me ha encantado. Si alguna vez me escuchan quejarme de alguna de las escuelas de mis hijos, mi queja siempre será que quieren que los vistamos de independentistas, de la primavera, de santos, de revolucionarios, o de lo que se les ocurra.

Y por supuesto que es algo que les he transmitido en cierta medida a mis hijos. Al menos a #minispeedy, que escucha disfraz y corre para el otro lado. #miniplausi es, digamos más escénica.

Pues parte de mi felicidad de las clases en línea era por supuesto que no habría este tipo de eventos. Y cuál va siendo mi sorpresa al leer:

Estimados padres de familia, bla bla bla … vestidos para la ocasión con algún traje típico.

¿Neta? ¿Neta también a distancia? Así ya no me dio tanta risa el meme.

Lo bueno es que por ahí tenía yo un vestido muy mono que le regalaron a #miniplausi que nos sacó del apuro y un paliacate que le puse en la cabeza a #minispeedy. Asunto resuelto.

No conformes decidieron hacer talleres mexicanos para kínder. Había varios y podían elegir a cuál entrar, lo único que necesitaban era tener el material. Los talleres eran los siguientes:

  • Tostadas
  • Sopes
  • Agua de horchata
  • Pay de queso
  • Cadenas tricolor
  • Decoración de una campana

Miren, a mí me encanta que mis hijos cocinen y que aprendan y que lo disfruten pero de verdad así todas esas cosas el mismo día. Por supuesto que una tenía que tener los frijoles y las tostadas y el pollito y el quesito y la crema y los ingredientes del pay y el agua de horchata que además a nadie en la casa le gusta.

Así que hice lo que cualquier mala madre como yo haría. No mencioné nada de los talleres. El anuncio oficial fue: ¿Qué crees? El martes no tienes clases. Aunque en el camino le ocasioné el coraje más grande del mundo a #minispeedy porque en primaria sí había. Ni modo.

Todo iba muy bien hasta que la maestra nos dice que les toca hacer la asamblea por ser los grandes del kínder, así que había que conectarse temprano para la asamblea.

No hay problema igual nos levantamos temprano para que el hermano entre a clases.

No saben como disfruté los ensayos de la chamaca.

-Mami, me lo tengo que aprender de la mente eh.

-¿No es de memoria?

-Sí, por eso en mi mente me lo tengo que aprender.

-Sí bueno, como sea, dime lo que te sabes.

Por supuesto para ella fue el asunto más serio del mundo y se aprendió sus líneas perfectamente bien, con todo y el 1810 que tanto trabajo le tomó. En su mente solo existen los años 2000. Ella es muy generación alpha, sí, eso existe, lo busqué.

Pero se aprendió sus tres líneas perfectamente bien y hasta los de algunos compañeros.

Una noche antes estaba más que nerviosa.

-Mami, no puedo dormir de los nervios de mi obra de teatro.

-Ella ya sentía que se iba a Broadway.

El martes bien temprano se vistió de mexicana y estaba más que puesta frente a la computadora para actuar enfrente de todo el kínder.

Hubo honores a la bandera, en los cuales las maestras hacen de escolta, porque ellas sí están en la escuela impartiendo las clases en línea desde allí, se cantó el himno y se “dio el grito”. La obra duró como medio segundo, el vestido ni se veía en la cámara pero ella disfrutó tremendamente los aplausos.

Tres minutos después, se deshizo del vestido y se puso la playera de la selección porque “con esa también se puede festejar a México”, en sus propias palabras.

Hemos librado el 16 de septiembre virtual, ¿qué otros festejos serán así?

Gracias por leer

#LaPeorMamá

#LaPeorMamáclasescolegioescuelaFiestas patriasmexico
Menú de accesibilidad