La ciencia revela cuáles son las edades más felices de nuestra vida

Un equipo del London School of Economics entrevistó a 23 mil adultos con edades entre los 17 y los 85 años, para llevar a cabo el estudio


Un estudio realizado por el Centre for Economic Performance reveló que las edades más felices, o donde más cerca estamos de alcanzar la felicidad son los 23 y 69 años.

El estudio indica que la felicidad sigue una curva en forma de ‘U’, con un constante desplome después de los 23 años antes de pasar por una fase de estancamiento en la edad adulta, luego viene un crecimiento de nuevo a una edad más avanzada.

 

Foto de La Mente Maravillosa

 

Un equipo del London School of Economics entrevistó a 23 mil adultos alemanes con edades entre los 17 y los 85 años, para llevar a cabo el estudio.

Los entrevistados fueron preguntados cómo eran de felices con sus vidas y cómo se sentirían dentro de cinco años. Los responsables del estudio dejaron pasar cinco años y volvieron a entrevistar a las mismas personas para que relataran qué tan felices estaban con su actual vida.

Sin embargo, los resultados podrían verse perjudicados por la tendencia de los jóvenes a sobrestimar la futura felicidad y la tendencia de las personas mayores a infravalorarla.

Los jóvenes esperan futuros brillantes aunque con la edad disminuyera su bienestar. Mientras que las personas de mayor edad predecían que su felicidad disminuiría, aunque la investigación mostró que si tienes 23 o 69 años, todavía puede haber esperanza para conseguir algún tipo de felicidad.

 

Foto de internet

 

Otro estudio publicado por SAGE Journals reveló algunos consejos para ser feliz, como tener relaciones sexuales y comer mejor.

El sexo incrementa la felicidad en general, pero no por el hecho de practicarlo, sino por el tiempo dedicado a estar abrazados y sentir afecto de otra persona, esto conduce a incrementar los niveles de oxitocina en el cerebro. La oxitocina es conocida como la hormona de la felicidad.

Por su parte, el hecho de comer más frutas y verduras y caminar, reduce los niveles de estrés.

Redacción