Jóvenes buscan distanciarse del ejemplo de sus padres para ser buen papá

Jóvenes buscan distanciarse del ejemplo de sus padres para ser buen papá - Padre jugando con sus hijos. Foto de UNAM
Padre jugando con sus hijos. Foto de UNAM

Al cuestionar a los jóvenes sobre qué modelo de padre quieren ejercer frente a sus hijos la respuesta es no ser como sus propios padres

Los jóvenes de entre 20 y 29 años de edad con hijos buscan evitar repetir el comportamiento que tuvieron sus padres con ellos, dijo Juan Guillermo Figueroa, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

El especialista en paternidad afirmó que al cuestionar a los jóvenes sobre qué modelo de padre quieren ejercer frente a sus hijos la respuesta es no ser como sus propios padres.

Mi padre es mi contraejemplo, lo que hizo conmigo es lo que yo menos haría con mis propios hijos.”

Figueroa Perea sostiene que en México la paternidad es ambivalente porque existen tres componentes contradictorios, toda vez que se dice que los padres deber ser buenos proveedores, asumirse como protectores y autoridad, además de ser educadores.

Dichos componentes han promovido que se defina a México como “un país sin padres”.

Hay muchos ausentes o que se ausentan porque la sociedad los entrenó a que ser padre es solo responsabilidad, y le dieron poca importancia a la educación y a la parte gratificante, a la parte lúdica, a la que te permite aprender, que te divierte, que te entretiene, que te hace crecer como persona”, indica Figueroa Perea.

 

Padre cuidando de su hija. Foto de UNAM

 

El especialista aclaró que no es lo mismo un padre que nunca vuelve a hacerse presente que aquel que está fuera de casa por cumplir lo que la sociedad dijo que le tocaba principalmente a los hombres, es decir, ser proveedores económicos.

Si solamente proveo y no veo a mis hijos estoy perdiéndome de mucho, y si además proveo obsesivamente en condiciones de trabajos precarios, puede que mi salud se deteriore y que nadie vea que mi deterioro físico pudiera estar asociado a mi experiencia de ser papá.”

Otro punto importante de la paternidad en México son los derechos reproductivos de los varones. En este sentido, explica, algunos hombres cuestionan si tienen derecho a estar más cerca de los hijos.

Como ejemplos se encuentran el no pelear por su derecho a estar presente en el parto, a tener permisos laborales más amplios para estar con ellos o acompañarlos cuando se enferman.

También existe la tendencia, tanto en hombres como en mujeres, a autocuestionarse o autodescalificarse porque se considera que son las madres quienes educan a los hijos como machos y después reprueban tal comportamiento.

Eso únicamente reproduce la idea que solo las madres educan y socializan con los hijos. No obstante, si una mujer les pide a sus hijas que atiendan a sus hijos varones y a ellos les impide que hagan cosas domésticas, pues tanto hijas e hijos reproducirán esos estereotipos, cuando hagan su propio espacio familiar”, subraya Figueroa.

El experto aboga así por democratizar los espacios familiares, cuestionando el discurso de la paternidad actual.

Con información de López-Dóriga Digital

jóvenes padresmexicopadrePapapaternidad
Menú de accesibilidad