Flurona no es un nuevo virus pero hay que extremar precauciones, dice experta
Aplicación de prueba COVID-19 en Estados Unidos. Foto de EFE

La flurona, una infección simultánea de coronavirus y gripe que presentó sus primeros casos en México este domingo, no es un nuevo virus ni una nueva variante y no debe ser motivo de alarma, aunque se deben mantener las precauciones sanitarias, afirmó una especialista.

“Flurona es un nombre que se le asignó a la combinación de Sars-CoV-2 con infecciones respiratorias como la influenza, pero eso no quiere decir que sea un nuevo virus ni una nueva variante y tampoco que sea algo más grave”, dijo a Efe, Roxana Trejo, gerente de la Unidad de Epidemiología del Centro Médico ABC.

De hecho, los casos por flurona fueron detectados por primer vez en Estados Unidos durante el primer año de pandemia de coronavirus, aseguró.

Sin embargo, fue recientemente que se le dio ese nombre, flurona, lo que empezó a crear alarma en la población.

Aunque la experta destacó que la infección simultánea con dos virus respiratorios o con virus y bacterias es algo muy conocido en la medicina.

En América Latina, Brasil fue el primer país en detectar la flurona y el 6 de enero Perú informó que tres personas se contagiaron en la región selvática de Amazonas, una de las cuales falleció.

El fin de semana, autoridades de salud en México confirmaron tres casos de flurona, uno en Nayarit en una mujer de 28 años y dos más en el estado de Jalisco.

“Los casos que se han detectado en Latinoamérica no se han observado graves. La gravedad dependería del estado de los enfermos, por ejemplo, aquellos que tienen comorbilidades podrían presentar complicaciones, pero es algo que todavía no se ha visto”, afirmó la especialista.

Además, dijo, el proceso de vacunación que se vive en la mayoría de los países, tanto contra COVID-19 como contra influenza estacional, ha incidido en que los casos de flurona sean leves o apenas graves.

Cuidados iguales

Trejo, quien es especialista en epidemiología, afirmó que los cuidados para evitar esta coinfección son iguales.

Estos consisten en el uso correcto del cubrebocas, evitar lugares con aglomeraciones y el lavado continuo de manos.

Sin embargo, precisó que aunque se ha popularizado el uso de los cubrebocas de tela, lo mejor es no utilizarlos ya que la mayoría de ellos no hacen correctamente su función.

“No tienen la pinza que se ajusta a la nariz y no cuentan con la cantidad de filtros suficientes para frenar la entrada del virus al organismo”, argumentó.

También, dijo, es importante no utilizar cubrebocas con válvula, ya que estos no filtran el aire que ingresa por la nariz.

Pruebas de detección

La especialista señaló que en caso de tener algún síntoma como dolor de garganta, fluido nasal, fiebre o dolor de cabeza, lo más recomendable es realizarse una prueba de COVID-19 y, de preferencia, también de influenza.

Afirmó que en caso de no ser COVID-19 y dar positivo a influenza, existen tratamientos contra esta última lo que ayudaría a sobrellevar mejor la enfermedad.

Asimismo, recordó que, de salir positivo por COVID-19, se deben seguir las recomendaciones de aislarse y evitar automedicarse, además de consultar con un especialista para saber qué pasos seguir.

México suma más de 4.1 millones de casos de COVID-19 y 300 mil 334 decesos, siendo uno de los países del mundo más afectados por la pandemia.

Con información de EFE