Estudiantes mexicanos con actitud positiva ante diversidad
Fotografía de archivo donde se muestra a una profesora mientras imparte clases en Chihuahua, México. Foto de EFE/ Luis Torres.

La mayoría de los estudiantes mexicanos de sexto grado de primaria considera tener una actitud positiva frente a personas de origen y cultura diferentes a la propia, reveló un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) sobre habilidades socioemocionales.

El estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE) 2019 indagó por primera vez sobre las habilidades socioemocionales en ese sector de estudiantes, observando áreas fundamentales para su desarrollo integral.

Además, el reporte mostró que las escuelas hacen una diferencia en el desarrollo de estas habilidades, aunque su incidencia es menor que en el logro de aprendizajes, pero existe una oportunidad para que los centros educativos contribuyan y promuevan su desarrollo desde edades tempranas.

Así lo indican los resultados del Estudio de Habilidades Socioemocionales en estudiantes de sexto grado, ERCE 2019, dados a conocer este jueves por la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago) junto a los representantes de los 16 países que formaron parte de esta investigación.

Entre ellos Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

La investigación formó parte del ERCE 2019 que evaluó el desempeño estudiantil en las áreas de Lectura, Matemática, Ciencias, además de factores asociados a los logros de aprendizaje.

Para investigar las habilidades socioemocionales, junto con la aplicación de las evaluaciones académicas, el estudio ERCE 2019 aplicó una serie cuestionarios a los estudiantes de sexto grado.

Las preguntas indagaban acerca de su disposición a relacionarse con personas de grupos distintos al propio (apertura a la diversidad), su capacidad para regularse a sí mismos al realizar actividades académicas (autorregulación escolar) y sobre su habilidad para ponerse en el lugar del otro (empatía).

Respuestas positivas

El reporte indica que la mayoría de las respuestas de los alumnos mexicanos son positivas en las tres áreas evaluadas: un 84 % en apertura a la diversidad, un 67 % en autorregulación escolar y un 47 % en empatía.

El estudio muestra que el 85 % de las respuestas entregadas a nivel regional por los estudiantes evidencian una actitud positiva de apertura a la diversidad. En el caso de México un 84 % de las respuestas fueron positivas.

Otra de las habilidades evaluadas fue la autorregulación escolar, donde el 74 % del total de respuestas entregadas por los estudiantes de la región fueron positivas y reflejan la capacidad para regular sus emociones, pensamientos y comportamientos durante la experiencia de aprendizaje y perseverar hacia el logro deseado.

El 67 % de las respuestas de los estudiantes mexicanos fueron positivas para esta habilidad, promedio inferior al de la región.

Sobre la empatía, capacidad para reconocer la perspectiva de otro, tanto en un sentido cognitivo como emocional, el 55 % del total de respuestas de los estudiantes en la región fueron positivas, mientras que en el caso de México se alcanzó, el 47 %.

“Las habilidades que midió el ERCE 2019 son parte de un conjunto de habilidades socioemocionales que hoy sabemos que son esenciales para el desarrollo personal y para el desempeño y convivencia en la escuela y en todos los demás ámbitos de la vida”, destacó Claudia Uribe, directora de la Orealc/Unesco Santiago.

Uno de los hallazgos principales del estudio es que, si bien el rol de las escuelas es importante en el desarrollo de las habilidades socioemocionales, es menor que su incidencia en los logros de aprendizajes (matemática, ciencias, lenguaje).

Además de las habilidades básicas en materia de resultados de logros académicos que mide tradicionalmente el Estudio Regional Comparativo y Explicativo, ERCE 2019, es fundamental considerar la promoción de habilidades socioemocionales para la formación de ciudadanas y ciudadanos.

Con información de EFE