Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Consejos para proteger a su perro en esta época de frío

Consejos para proteger a su perro en esta época de frío - Foto de Pixabay.
Foto de Pixabay.

Los perros deben ser protegidos de los cambios bruscos de temperatura y tener paseos más cortos que los de costumbre

Seguramente usted ha visto en vivo o en fotos a perros que juegan en la nieve y se la pasan muy contentos en gélidos lugares, como Rusia; pero independientemente de su raza, los perritos mexicanos están más acostumbrados a estar dentro de casa a temperaturas más cálidas, por lo que su tolerancia al frío es menor.

Dependiendo de su condición física, los perros son más o menos tolerantes al frío; por ejemplo, los más viejitos, es decir, mayores de ocho años, van a tener mucho menos tolerancia al frío, entonces debemos estar al pendiente de revisarlos constantemente”, advirtió la veterinaria Esther Charles.

“El porcentaje de grasa también es importante, así que los perros más flaquitos pueden ser más susceptibles a las bajas temperaturas”.

La también especialista en comportamiento animal apuntó que, para algunos perros, sí es recomendable usar un suéter extra para la temporada de frío.

Es importante conservar la naturaleza del perro, por lo que uno con pelaje muy grueso, como un alaska, probablemente no necesitará un suéter; pero una raza pequeña quizá sí lo requerirá, como un chihuahua, que tiene el pelo corto y está acostumbrado a estar dentro de la casa”, explicó.

Lo importante es que el suéter sea de la talla adecuada –ni muy ajustado ni muy suelto, porque eso puede provocar lesiones en la piel–, además de que, como la ropa de las personas, hay que lavarlos constantemente, aclaró la vocera para Mars Petcare/Cesar.

“Si el perro está incómodo con el suéter, lo mejor será no ponérselo porque le puede generar otros problemas, como estrés”, agregó la especialista durante una charla con López-Dóriga Digital.

Foto de Pixabay.

 

Cuidado con los cambios bruscos de temperatura

Charles señaló que, al igual que los humanos, los perros deben ser protegidos de los cambios bruscos de temperatura y tener paseos un poco más cortos que los de costumbre durante la temporada de frío.

“Si estamos acostumbrados a sacar a nuestro perro a que haga pipí, hay que tomar en cuenta que hay que enfriarlo un poquito antes de llevarlo a la calle o al patio; es bueno que camine unos minutos por la casa para que se enfríe un poquito antes de salir”, recomendó.

Durante esta temporada, en el hogar suele haber nuevos estímulos para los animalitos, como el árbol de la Navidad, por lo que es necesario cuidar que no se encuentre en el lugar donde comúnmente está la mascota y estar atentos a otros detalles, como evitar el uso de esferas de vidrio. “También hay que tener mucha precaución con los calentadores y colocarlos en zonas donde no puedan dañar a las mascotas, porque podría rosarlos y lastimarse”, advirtió la especialista.

Asimismo, en tiempo de frío, el cuerpo de los animales está más estresado, por lo que el sistema inmune se vuelve más débil. “Entonces son susceptibles a infecciones virales, al igual que los humanos”, mencionó.

Hay una infección provocada por una bacteria que se llama bordetella, que puede generar lagrimeo, secreción nasal, estornudos o una tos muy seca”, destacó. “También pueden sufrir hipotermia, la cual se refleja cuando el perro está mucho más ansioso, tiembla, la lengua se le pone un poco más morada y se ve más débil”.

En todos estos casos, la experta reiteró que es necesario llevar de inmediato al perro a una visita con el veterinario.

La alimentación

En esta época, los perros tienden a aumentar su requerimiento calórico porque están perdiendo más energía para conservar el calor, apuntó Charles.

“Por eso es bueno darles alimentos húmedos, como los que vienen en sobres; así vamos a mantenerlos más hidratados y van a generar ese requerimiento calórico extra sin atiborrarlos de comida”, subrayó.

Alimentarlo de más, puede provocarles diarreas o comer demasiada grasa le generará otros problemas, por eso hay que darle alimentos balanceados que contengan todos los nutrimentos que necesitan”.

La veterinaria también indicó que hay que evitar dar a los perros “probaditas” de la comida que se consume en las tradicionales cenas y recalentados de estas fechas.

“Si quieren darles un momento especial, lo mejor es que sea con alimentos diseñados para ellos en vez de darles parte del lomo o del pavo; tampoco hay que darles los huesos porque podrían generarles una obstrucción”, abundó.

“Los perros no suelen estar acostumbrados a la cantidad de grasa que tienen los alimentos de las personas, especialmente los que se consumen en estas fechas. Además de que tienen ingredientes como cebolla y ajo, los cuales resultan tóxicos para ellos”.

Hay que visitar regularmente al veterinario

Charles recomendó que los dueños deben tener la costumbre de llevar a su perro al veterinario por lo menos dos veces al año, especialmente antes de que empiece el frío, es decir, cerca de octubre; aunque reconoció que suele ser algo poco practicado por muchas personas.

“Si nosotros mismos no estamos al pendiente de nuestra salud, para el propietario es complicado tener esto en mente; es decir, si no está seguro de su salud, es más complicado que lo esté de su mascota”, advirtió.

Ahora, ya puede seguir gozando de estos días con su perro, manteniéndolo sano y, sobre todo, lleno de cariño.

 

Con información de Carlos Tomasini

Carlos Tomasinimexicoperros
Menú de accesibilidad