Cibercafés bajo la lupa

Cibercafés bajo la lupa - Foto de huffingtonpost.es
Foto de huffingtonpost.es

Los cibercafés en el mundo iniciaron como una alternativa para quienes no contaban con recursos para acceder a la tecnología

Tanto para los autores más críticos como para los más tecnófilos, la brecha digital contiene al menos dos vertientes: la conectividad, entendida como acceso equitativo a la red pero que conlleva en la mayoría de las ocasiones al  inapropiado uso del acceso a ella, y por otra parte la apropiación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, entendida como la capacidad de hacer un uso útil y con sentido de las herramientas tecnológicas.

Imagen-animada-Cibercafe-05

En la última década, los cibercafés se han multiplicado en los países en vías de desarrollo; en Asia y América Latina se percibe que el acceso a las TIC es mayormente proporcionado por el sector privado, ya sea por microempresarios o por grandes empresas directamente, en ocasiones en asociación con gobiernos o con organizaciones comunitarias.

Las estrategias empleadas tienden a transformar a los usuarios de bajos recursos en clientes, quienes pagan pequeñas sumas por los servicios de conectividad que reciben, y que a su vez les permiten estar comunicados con sus entornos  laborales, mejorar su calidad de vida y eventualmente ayudarlos a incrementar su productividad.

Foto de internet
Foto de internet

Los mayores usuarios de los cibercafés son los jóvenes que suelen reunirse en estos sitios para acceder a videojuegos en red e invertir  gran cantidad de horas en sus redes afectivas y sociales. En los cibercafés de Asia ocurren cosas bastante extrañas, por ejemplo, en Taiwán, un joven murió a principios de este año en uno inmueble de estos por estar tres días jugando sin parar. En China, una joven dio a luz en el interior del cubículo de uno de estos establecimientos.

Foto de internet
Foto de internet

En Japón la situación es incluso peor. Un informe del Ministerio de Trabajo, Salud y Bienestar recogido por Bloomberg señala que en 2007 dormían en cibercafés un total de 60 mil 900 personas, de las que alrededor de 5 mil 600 eran residentes permanentes. Hace poco en una revisión de rutina la provincia de Zhejiang  la policía encontró a una mujer de 24 años con documentos falsos. Se trataba de una chica desaparecida hace diez años, huyó de su casa tras una discusión con sus padres. Así que la joven se dedicó a jugar su videojuego favorito online ‘CrossFire’ en diferentes cibercafés, dormía en algunos establecimientos que no cerraban o acudía a casas de baños o albergues.

Foto de internet
Foto de internet

En tanto en México, se han catalogado en Cancún a los cibercafés como focos de sexoservicio y contagio; luego de que se detectaron prácticas de trata de personas, promoción de actividad sexual y prostitución, las autoridades tomaron la decisión de cerrar cibercafés, una acción que funciona a manera de prevención en materia de salud sexual,  “se eliminan estos espacios que generan riesgos entre los jóvenes, que por 10 pesos alquilan una cabina y es como si estuvieran en un hotel, ahí realizan prácticas sexuales” señaló Roberto Guzmán Rodríguez, presidente de Red Positiva, AC de Quintana Roo.

Foto de es.gizmodo.com
Foto de es.gizmodo.com

El acceso a internet a través de redes electrónicas, tecnologías inalámbricas por medio de equipos celulares, cibercafés, u otras opciones, si bien no puede ser considerado condición para el desarrollo local, puede ayudar a las personas de cualquier nivel socio económico a resolver algunas de sus necesidades básicas.

Foto de freebeacon.com
Foto de freebeacon.com

Sin embargo es necesario delimitar el uso no de la red, si no del establecimiento que brinda servicios de internet, ya que los precios bajos que genera rentar un equipo y la privacidad que los jóvenes usuarios sienten al estar en uno de estos lugares se ha vuelto un fenómeno extraño de entender ya que países como México han hecho reformas en el sector de las telecomunicaciones que abren las posibilidades para otros sectores poblacionales para poder acceder a servicios como el internet en casa.

Foto de Publimetro.co
Foto de Publimetro.co

Lugares como los cafés internet, antes eran un sinónimo de un lugar para realizar labores complementarias de índole escolar, sin embargo el porcentaje de tiempo que los jóvenes pasan en redes sociales, supera por mucho al que emplean para realizar sus deberes escolares, algo no que no cambia mucho con la edad, puesto que la única variación es el tipo de red social que se visita, por lo que el principal objetivo del internet ha quedado de lado.

Octavio Ocampo @ElreporOcampo 

acceso a la informaciónchinaconectividadjaponmexicoTIC
Menú de accesibilidad