Minuto a Minuto

Internacional Trump propone una liga de lucha al estilo UFC compuesta por migrantes “violentos”
Trump dijo que le había sugerido a su amigo Dana White, presidente de la UFC, crear una competencia dedicada a migrantes
Nacional Tribunal de Apelación ratifica liberación de hermano de ‘ El Mencho ‘
Un Tribunal de Apelación confirmó el auto de libertad a Abraham "N", hermano de Nemesio Oseguera Cervantes 'El Mencho', líder del CJNG
Nacional Alcalde de Santiago, Nuevo León, pide que se emitan declaratorias de emergencia y desastre por lluvias
El presidente municipal de Santiago, en Nuevo León, mostró los efectos que han dejado las lluvias de los últimos días.
Internacional Una persona muerta por derrumbe de una vivienda en Cuba
Las intensas lluvias y las precarias condiciones de construcción en Cuba, especialmente en La Habana, son la causa de los derrumbes
Internacional Gobierno de Bolivia acusa a Evo Morales de buscar una “crisis estructural” con bloqueos
La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, señaló a Evo Morales por pretender "generar un escenario de crisis estructural"
Anticuerpo en la sangre puede incidir en la mortalidad por COVID-19
Paciente de COVID-19 en cuidados intensivos del Hospital Universitario de Essen, Alemania. Foto de EFE / Archivo

La presencia de un anticuerpo en la sangre, conocido como anticoagulante lúpico, incrementa la probabilidad de complicaciones y mortalidad por COVID-19, según un estudio español.

El anticoagulante lúpico es un anticuerpo que puede estar presente en la sangre por enfermedades de origen autoinmune o por una infección aguda.

La investigación de la doctora Mireia Constans, adjunta del Servicio de Hematología de la española Fundación Althaia, se propuso estudiar si había una relación entre la presencia del anticoagulante y un aumento de los episodios trombóticos arteriales o venosos y una mayor mortalidad.

El trabajo, publicado en la revista “Trombosis Research“, incluyó a 211 pacientes de COVID-19 a los que se les realizó la prueba del anticuerpo en el momento de admisión en la Fundación Althaia, en abril de 2020.

La prueba fue positiva en 128 pacientes (60.7 por ciento) y la probabilidad de supervivencia a los 31 días fue peor en el grupo que dio positivo al anticoagulante lúpico (60 por ciento) en comparación con el que había dado negativo (90 por ciento).

Seis meses después del alta, se volvió a hacer la prueba a los pacientes y el anticoagulante se había negativizado en la mayoría de los positivos (94 por ciento).

El estudio concluye que el anticoagulante lúpico es un predictor de mortalidad hospitalaria en pacientes con COVID-19 y que está asociado con la inflamación y la gravedad de la enfermedad.

En cambio, descarta la hipótesis de que genere más episodios trombóticos, ya que no se observaron diferencias entre los dos grupos estudiados.

Con información de EFE