Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Andar en moto reduce el estrés: estudio

Andar en moto reduce el estrés: estudio - Foto de Harley-Davidson
Foto de Harley-Davidson

Un estudio neurobiológico arrojó evidencia científica que revelaba los posibles beneficios físicos y mentales de montar una moto

Los motociclistas han defendido durante mucho tiempo que la conducción es su principal camino para aliviar el estrés y tener una salud mental positiva.

Un estudio neurobiológico realizado por un equipo de tres investigadores del Instituto Semel de Neurociencia y Comportamiento de UCLA arrojó evidencia científica que revelaba los posibles beneficios físicos y mentales de montar una moto.

Financiado por Harley-Davidson, el estudio encontró que el motociclismo incrementó las métricas de enfoque y atención, y disminuyó los niveles relativos de cortisol, un marcador hormonal de estrés.

Los investigadores registraron la actividad cerebral y los niveles hormonales de los participantes antes, durante y después del andar en motocicleta, conduciendo un automóvil y descansando.

Mientras viajaban en una moto, los participantes experimentaron un mayor enfoque sensorial y resistencia a la distracción. También les produjo un aumento en los niveles de adrenalina y la frecuencia cardíaca, así como una disminución en las métricas de cortisol, resultados a menudo asociados con el ejercicio ligero y la reducción del estrés.

“Los niveles de estrés, especialmente entre los adultos jóvenes, continúan aumentando, y las personas están explorando caminos para mejorar su salud mental y física. Hasta hace poco, la tecnología para medir de manera rigurosa el impacto de actividades como el motociclismo en el cerebro no existía “, dijo el doctor Don Vaughn, el neurocientífico que dirigió el equipo de investigación.

Montar una motocicleta disminuyó los biomarcadores hormonales del estrés en un 28 por ciento. En promedio, manejar una motocicleta durante 20 minutos aumentó la frecuencia cardíaca de los participantes en un 11 por ciento y los niveles de adrenalina en un 27 por ciento, similar al ejercicio ligero.

Asimismo, se mejoró el enfoque sensorial mientras conducía una motocicleta en lugar de conducir un automóvil, un efecto que también se observa en meditadores experimentados frente a quienes no meditan.

Los cambios en la actividad cerebral de los participantes del estudio durante la conducción sugirieron un aumento en el estado de alerta similar a tomar una taza de café.

“Las diferencias en las respuestas neurológicas y fisiológicas de los participantes entre la conducción y otras actividades medidas fueron bastante pronunciadas (…) Esto podría ser significativo para mitigar el estrés diario”, explicó Vaughn.

El estudio titulado “Los efectos mentales y físicos de conducir una motocicleta” midió las respuestas biológicas y fisiológicas de más de 50 motociclistas experimentados, utilizando la tecnología móvil EEG.

Con información de López-Dóriga Digital

Estrésestudiomotosalud mental
Menú de accesibilidad