Restablecido el 90 por ciento de la energía eléctrica en Baja California Sur
Foto de bcsnoticias.mx

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), ha restaurado el servicio de energía eléctrica a 90 por ciento de los usuarios afectados en el estado de Baja California Sur por el huracán Odile.

En un comunicado, detalló que a la fecha, ha logrado restablecer el suministro de energía eléctrica a 99 por ciento de los usuarios en la zona norte del estado, a 99 por ciento de los usuarios en la zona de La Paz y a 75 por ciento de los usuarios en la zona de Los Cabos.

De esta manera la CFE avanza firmemente para cumplir con la instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto de restablecer la totalidad de los servicios eléctricos en nueve días a partir de su más reciente visita de trabajo en Los Cabos, Baja California Sur, el pasado jueves 25 de septiembre.

La empresa invitó a los usuarios sudcalifornianos a reportar problemas locales en el servicio de energía eléctrica a través del número telefónico 071 o a la cuenta de Twitter @CFEmx para atenderlos a la brevedad.

Para normalizar el suministro eléctrico, cinco mil 617 trabajadores de todas las Divisiones de la CFE se han trasladado a las zonas afectadas para apoyar a los 525 trabajadores de la División Baja California. Gracias a ello, a la fecha se cuenta con una fuerza laboral de seis mil 142 trabajadores en los trabajos para restablecer la infraestructura eléctrica.

Asimismo, la empresa movilizó dos mil 10 vehículos a las zonas afectadas, que se sumaron a los 173 pertenecientes a la División Baja California y al día de hoy, se cuenta con un total de dos mil 183 vehículos para intensificar los trabajos y lograr que se normalice el servicio de energía eléctrica en el menor tiempo posible.

Adicionalmente, transportó 417 plantas de emergencia a lo largo de todo el estado, que sumadas a las 34 de la División Baja California, se alcanzó un total de 451 plantas de emergencia con capacidades de generación de entre 4 hasta 500 kilowatts (kW).

Con dichas plantas de emergencia se ha dado atención a servicios prioritarios como hospitales, albergues y plantas potabilizadoras de agua.

También se le ha dado servicio a colonias populares, avenidas, comercios y hoteles, en lo que avanzaban los trabajos para la recuperación de la infraestructura afectada.

Como resultado de esta importante movilización de recursos humanos y materiales, y en cumplimiento al Plan Técnico de Trabajo, diseñado por especialistas y ejecutado por trabajadores de la CFE, se han logrado avances significativos en la restitución de la infraestructura eléctrica en el estado, subrayó.

La CFE agradeció a las secretarías de Gobernación, de la Defensa Nacional, de Marina y de Comunicaciones y Transportes, así como a la Policía Federal y la Gendarmería, su apoyo en la movilización segura del personal, vehículos y plantas de la CFE hacia las zonas afectadas.

Asimismo reconoció el trabajo eficaz de Petróleos Mexicanos (Pemex) a partir del cual se ha recibido de manera oportuna el combustible necesario para el funcionamiento de las plantas de emergencia.

Asimismo, reconoció a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) a las secretarías de Salud y a la de Economía, con las que se ha tenido plena coordinación para dar atención prioritaria a servicios básicos de agua, salud y desarrollo económico.

De manera particular, la CFE agradeció las muestras de solidaridad y afecto de las familias sudcalifornianas a lo largo de los trabajos de restauración del suministro de energía eléctrica en todo el estado.

Recordó que el huracán Odile impactó en el estado de Baja California Sur los días 14 y 15 de septiembre, con vientos de 210 a 240 kilómetros por hora, causando los mayores daños a la infraestructura eléctrica registrados en la historia de la Comisión Federal de Electricidad.

En total, hasta este momento, han resultado dañadas en Baja California Sur 534 torres de transmisión y siete mil 963 postes de distribución de energía eléctrica.

Las afectaciones fueron mayores que las causadas por el huracán Wilma en Quintana Roo en 2005, que se tenía en registro como el de mayor afectación en infraestructura eléctrica a nivel nacional.

También son mayores a las del huracán Jimena en 2009, que había sido el de mayor afectación a la infraestructura eléctrica de transmisión y distribución en Baja California Sur hasta ahora.

Por un lado, Wilma afectó 205 torres de transmisión y cuatro mil 676 postes de distribución, en tanto, Jimena dañó 118 torres de transmisión y 5,275 postes de distribución.

De hecho, añadió, el paso de Odile causó muchos mayores daños que los ciclones tropicales del año 2014 juntos; Manuel en Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Sinaloa e Ingrid, que impactó en Veracruz e Hidalgo.

La CFE apuntó que Manuel afectó cinco torres de transmisión y dia mil 301 postes de distribución e Ingrid no afectó torres de transmisión y sólo afectó 570 postes de distribución.

Reportó que como resultado del paso de Odile, 95 por ciento de los usuarios de Baja California Sur se quedaron sin servicio de energía eléctrica.

Con información de Notimex