Película de la FIFA, un fiasco de taquilla
Foto de YouTube

A un costo de 27 de millones de dólares aportados por la FIFA, la película “United Passions” está adquiriendo un estatus mítico en el mundo del fútbol. Pero mítico en el sentido que casi nadie ha visto la cinta, exhibida el domingo en el festival de cine de Zurich, y además porque su recuento de los hechos no se ajusta del todo a la turbulenta reciente historia de la organización.

En la industria del cine, “United Passions” entra fácilmente en la categoría de fiasco en la taquilla, pese a un reparto de actores como Gerard Depardieu, Sam Neill y Tim Roth.

Pero en un año en el que disputa la Copa Mundial, es una tarea titánica promover la historia del organismo regente del fútbol con la etiqueta de ser “La Película de la FIFA”.

Se sospecha que se trata de un proyecto de pura vanidad con un guión que debió recibir recibió el aval del presidente Joseph Blatter, personificado en la cinta por Roth.

Uno de los diálogos de Roth se remonta a 1998, poco después de la primera elección de Blatter, una en la que se ha denunciado que hubo compra de votos por parte de sus partidarios.

“La mínima falta a la ética será castigada severamente”, dice el actor que encarna a Blatter al dirigirse a un grupo de ejecutivos de mercadeo de la FIFA.

La única proyección de la película en la ciudad sede de la FIFA el domingo fue presentada por un empleado del festival, que le dio las gracias a la FIFA por hacer realidad el estreno en Suiza.

Fue vista por unas 120 personas en un teatro con aforo de 500 en el multiplex Arena. El boleto tenía el precio más caro posible, de 22 francos suizos (22.70 dólares), incluyendo el que compró The Associated Press. La recaudación sería de unos 2 mil 400 francos suizos (2 mil 480 dólares).

Eso debe incrementar la recaudación internacional, oscilando entre los 150 mil y 200 mil dólares, según cifras proporcionadas por Rentrak, una firma de análisis de la industria cinematográfica.

Suiza es apenas el séptimo país que “United Passions” desde su estreno mundial en Cannes en mayo, de acuerdo con Rentrak, que monitorea las proyecciones y recaudaciones en 70 países.

Depardieu y Blatter acudieron a la gala en Cannes. Pero sólo en Ucrania, con un estreno el 5 de junio, que la película se proyectó antes del inicio del Mundial de 2014.

Los distribuidores en el país anfitrión declinaron pautarla en las salas de Brasil, pese a que Neill encarna a Joao Havelange, el dirigente brasileño más poderoso en los 110 años de historia de la FIFA. Havelange renunció el año pasado como presidente honorario para evitar ser sancionado por aceptar sobornos en acuerdos relacionados con los mundiales.

Tampoco se pudo presentarla en Francia, pese a ser una producción francesa y con Depardieu, uno de sus actores más célebres como Jules Rimet, quien tuvo la idea de organizar un Mundial. En Francia, la película fue directa al alquiler en DVD en julio.

Rusia fue el principal mercado en el que la recaudación superó los 5,7 millones de rublos (144 mil dólares), según Rentrak. “United Passions” fue exhibida en 162 salas del país anfitrión del Mundial 2018 en su fecha de estreno, el 3 de julio. La cifra bajó a 73 en la segunda semana y luego salió de la cartelera.

Las recaudaciones también fueron magras en Portugal y Serbia, luego de dos y tres semanas respectivamente. Rentrak no pudo contar con las cifras de las presentaciones en Hungría y Eslovenia.

El fracaso de “United Passions” no es necesariamente la farsa que los detractores de la FIFA esperaban. La cinta es demasiado sosa, en vez de repudiable.

Pero la FIFA facilitó las críticas al manejar el proyecto como un secreto.

Algunos miembros del comité ejecutivo de la FIFA, con reputaciones integras y sin motivo alguno de temer a la película, dijeron que no tenían idea alguno que el dinero de la organización se gastó de esta manera.

No fue hasta junio cuando el director financiero de la FIFA, Markus Kattner, confirmó que la FIFA cubrió el 90 por ciento del presupuesto de la película, usando recursos que estaban asignados vagamente en un reporte financiero de 2009.

La FIFA quería tener la película para celebrar su centenario en 2004, y reflotó la idea cuando los unos productores franceses le presentaron la idea.

“Fue cuando la FIFA aceptó contribuir al considera que era una oportunidad única de difundir la magnitud del trabajo que hace la FIFA para el desarrollo del fútbol en todo el mundo”, indicó la organización.

Para ver el trailer de la película da click en este enlace.

Con información de AP