Organismos religiosos piden a Obama proteger a menores migrantes
Foto prensalibre.com

Decenas de organizaciones religiosas pidieron hoy al presidente Barack Obama proteger a los menores migrantes que llegan solos a Estados Unidos y evitar su uso como botín político frente a la inacción del Congreso en materia migratoria.

Líderes de las iglesias católica y protestante, así como grupos judíos criticaron la decisión de la administración Obama de priorizar los procesos de deportación de estos menores en respuesta a esta crisis, citando la responsabilidad moral de Estados Unidos en sus orígenes.

“El éxito no se mide por el número de niños que se están enviando de regreso a sus peligrosos países” dijo Melanie Nezer, vicepresidenta de Activismo y Política de la Sociedad de Ayuda a la Migración Judía (HIAS, por sus siglas en inglés).

Hablando durante una teleconferencia de prensa, Nazer dijo que el éxito debería ser medido por el trato que estos menores reciben “y por el respeto de sus derechos legales y humanos en todo momento”.

HIAS y unas 40 organizaciones religiosas y laicas enviaron este miércoles a Obama una carta en la que piden al gobernante mantener intacto el derecho al debido proceso que estos menores y adultos tienen.

“Aunque celebramos el potencial de las acciones ejecutivas para aliviar el sufrimiento causado por nuestro quebrantado sistema migratorio, ante la inacción política del Congreso, esto no debe darse a expensas del debido proceso y la protección humanitaria para niños y familias que huyen de la violencia en Centroamérica”, reza la misiva.

De acuerdo con cifras oficiales, más de 66 mil menores de edad que viajan solos han sido detenidos en la frontera sur de Estados Unidos desde octubre pasado, abrumando los recursos federales, tanto de las agencias a cargo de la vigilancia fronteriza como de las cortes migratorias.

John L. McCullough, presidente de la Iglesia de Servicio Mundial, consideró que la inacción del Congreso para actuar tanto en el tema de la reforma como frente a esta crisis equivale a un “bloqueo de la democracia, bloqueando lo que la mayoría de los estadunidenses quiere”.

“Es tiempo para que el presidente actúe. Es su obligación legal y moral, pero al hacerlo, debe tener en cuenta que los niños, quienes son los que más están sufriendo, deben ser protegidos. Sus derechos están siendo atropellados por la política y estamos aquí para decir eso no puede ser posible”, expresó.

McCullough dijo que Estados Unidos tiene responsabilidad en esta crisis al apuntar que la situación de violencia que padecen Guatemala, Honduras y El Salvador, y que está detrás de esta nueva ola de migración, se debe “a nuestro apetito por las drogas”.

Con información de Notimex