Multan a Barneys por discriminación racial
Foto de Huffington Post

La Fiscalía del Estado de Nueva York multó con 525 mil dólares a las tiendas Barneys por discriminación racial al no permitir que dos afroamericanos pudieran adquirir prendas en la cotizada tienda de ropa.

El primer caso fue contra Trayvon Christian quien fuera detenido tras acusaciones de la tienda de usar una identificación falsa, pues los que atendían la sucursal se cuestionaron que “un joven como él pudiera comprar en Barneys”. Horas después el muchacho fue liberado.

La misma situación de Christian le sucedió a la estudiante de enfermería, Kayla Philips, quien deseaba comprar una bolsa de 2 mil 500 dólares, pero la acusaron de usar una tarjeta de crédito falsa. Ambas acusaciones no pudieron ser probadas.

Ante estos hechos, se realizó una investigación que duró nueve meses, con lo que la Fiscalía determinó multar a la empresa y obligar a la cadena a no discriminar por raza u origen étnico en ninguna de sus sucursales, debido a que también se comprobó que los detectives de las tiendas detienen y monitorean con mayor frecuencia a latinos y afroamericanos, que a gente blanca.

Con información de Radio Fórmula