Mujer mantiene cuerpo de su hija en el refrigerador
Foto de Excélsior

Una mujer de Texas mantuvo el cuerpo de su hija por cuatro meses en el interior de su refrigerador, hasta ser descubierto por otra de sus hijas, por lo que fue detenida.

La historia empezó el pasado mes de enero, cuando falleció Ayahna Comb, la hija de Amber Keyes, por malnutrición y deshidratación. La menor tenía parálisis cerebral y no podía vestirse o comer por sí misma. Pesaba seis kilos cuando fue hallado su cadáver.

La mujer intentó revivir a la niña, que dejó de respirar una noche de enero, pero nunca llamó a las autoridades cuando fracasó en sus intentos de regresarla a la vida.

Por tal razón entró en pánico, así que envolvió el cuerpo en una sábana y lo metió en el refrigerador, en donde también guardaba alimentos.

Foto de Excélsior
Foto de Excélsior

El cadáver fue descubierto por la otra hija de la mujer y sus amigos cuando buscaban queso. Esta niña fue puesta en manos de trabajadores sociales. Antes de la muerte de la menor, la mujer no la llevó al doctor por al menos dos años, mientras cobraba los beneficios del seguro social a nombre de la pequeña.

Tras la muerte de la niña, Amber Keyes siguió diciendole a su padre que estaba viva, incluso llegó a arrullarla mientras estaba al teléfono con el hombre.

Keyes fue acusada de abuso infantil, permanece encarcelada y se fijó una fianza de 50 mil dólares.

La mujer ya había tenido problemas con la justicia y los servicios sociales, cuando en 2002 perdió la custodia de otra de sus hijas que tenía solo 18 meses de edad, de la que el novio de la mujer abusaba sexualmente.

Con información de Excélsior