Malaysia Airlines sufre ciberataque
Internet

El portal de Malaysia Airlines estuvo inactivo por lo menos siete horas y fue remplazado por un mensaje del grupo de ciberpiratas autodenominado Lizard Squad (Escuadrón Lagarto), antes de que la empresa lograra recuperarlo.

Los responsables escribieron “404-Plane Not Found” (404-Vuelo no encontrado, en lugar de “Página no encontrada”) y colgaron la foto de un lagarto en esmoquin y con un sombrero de copa y una pipa.

Bajo la imagen se leía: “Hackeada por Lizard Squad (el escuadrón de la lagartija): Califato Cibernético Oficial” y una lista de cuentas de Twitter. En la barra del buscador se podía leer la frase: “El EI (Estado Islámico) prevalecerá” acompañada con una canción de rap como fondo musical.

Malaysia Airlines sufre ciberataque - lizzard

Uno de los links a una cuenta de Twitter de Lizard Squad señalaba que pronto iba a “difundir pronto parte del botín encontrado en los servidores de malaysiaairlines.com”, y publicó un enlace a una captura de pantalla de lo que parecía ser la reserva de vuelo de un pasajero del sistema de correo electrónico interno de la empresa.

La aerolínea confirmó el ataque. “Puede haber problemas para acceder a nuestra web”, alertó Malaysia Airlines en Twitter esta mañana. “Estamos trabajando en resolver el problema”, agregaron.

Sin embargo, aseguró que el hackeo no afectó a las reservas de los clientes y que “los datos de los pasajeros están seguros”.

Malaysia Airlines se está tratando de recuperar de dos grandes tragedias sufridas el año pasado: la desaparición del vuelo 370, que las autoridades creen que se estrelló a mil 800 kilómetros de la costa oeste de Australia, y el derribo del vuelo 17 sobre Ucrania.

El año pasado, el grupo dijo ser el responsable de los ataques a la red de PlayStation de Sony y al sitio de Xbox, de Microsoft.

En agosto, tuiteó a American Airlines que podría haber explosivos en un avión que llevaba al presidente de Sony Online Entertainment, que elabora videojuegos, provocando que el vuelo se desviara.

Con información de La Razón y EFE