Latinoamérica crecerá apenas 1,3 por ciento en 2014: FMI
Internet

El crecimiento de las economías en América Latina y el Caribe se limitará a 1,3 por ciento este año y se recuperará levemente el año próximo tras haber alcanzado 2,7 por ciento en 2013, pronosticó el Fondo Monetario Internacional.

La expectativa regional de crecimiento para 2014 es la menor desde 2009 y representa un ajuste del 1,2 por ciento a la baja respecto al pronóstico emitido por el FMI en abril.

América Latina y el Caribe tendrán entonces un desempeño por debajo de la economía global, cuyo crecimiento este año será del 3,3 por ciento.

El organismo multilateral atribuyó el declive latinoamericano a un debilitamiento de la demanda externa e interna, por lo que exhortó a los gobiernos de la región a preservar la estabilidad macroeconómica e implementar reformas estructurales que incrementen la inversión y la productividad.

En las proyecciones de crecimiento global que el FMI suele difundir días antes de celebrar su reunión otoñal, Bolivia encabeza las expectativas de la región con una tasa de 5,2 por ciento en 2014 y 5 por ciento en 2015, seguida de Colombia con 4,8 y 4,5 por ciento; Paraguay 4 por ciento y 4,5 por ciento y Ecuador 4 por ciento en ambas fechas.

Al otro extremo del espectro se ubican los únicos dos países en contracción económica: Venezuela -3 por ciento y -1 por ciento y Argentina -1.7 por ciento y -1.5 por ciento.

El FMI atribuyó la contracción venezolana a “severas distorsiones” que continuarán debilitando la producción y a una tasa inflacionaria superior al 60 por ciento.

El organismo indicó que Argentina se mantendrá hasta el año próximo en recesión debido a “desequilibrios macroeconómicos en aumento” y a la incertidumbre relacionada con su litigio pendiente con acreedores privados.

El debilitamiento será muy marcado en Sudamérica, cuyo crecimiento caerá este año a 0,7 por ciento, en comparación con 3,2 por ciento en 2013. El informe lo atribuye a las dificultades que enfrenta Brasil —la mayor economía— que apenas crecerá este año 0,3 por ciento debido a una escasa confianza del sector empresarial y el aumento de las tasas de interés registrado a principios de año.

También incidió el desempeño de Chile y Perú, cuyo crecimiento cayó este año casi a la mitad para quedar en 2 por ciento y 3,6 por ciento respectivamente.

Gian Maria Milesi-Ferretti, subdirector del departamento de investigación del FMI, calificó como “relativamente débiles” las proyecciones de crecimiento para Brasil y para la región.

Milesi-Ferretti expresó su expectativa de que el final de incertidumbre política generada por las elecciones presidenciales celebradas la semana pasada y un declive eventual de la tasa inflacionaria en Brasil, “de alguna manera reactiven la confianza (del sector empresarial) y contribuyan a impulsar la actividad económica”.

El FMI proyecta una inflación cercana al 6 por ciento en Brasil durante este año y el próximo.

En cambio, América de Norte mantendrá este año el crecimiento de 2,2 por ciento experimentado en 2013, gracias en parte a que México pasará del 1,1 por ciento alcanzado el año pasado a 2,4 por ciento en 2014, no solo gracias a una recuperación estadounidense más sólida sino a un alza en la construcción.

Con información de AP