Los países con mayores índices de obesidad
Internet

El alza de las tasas de obesidad en las islas del Pacífico, las naciones al sur del Océano Pacífico y este de Australia y Fiji, se han disparado hasta el primer lugar a escala mundial.

Anteriormente, se creía que las islas del Pacífico estaban genéticamente predispuestas a la obesidad. Pero, los expertos afirman que la introducción de las dietas occidentales a las islas son los culpables de este problema.

Samoa Americana, que se encuentra al sur de Samoa, encabeza la lista con el 75 por ciento de su población reportada como obesos.

La escala muestra el porcentaje de la población de cada país que se definen como obesos
La escala muestra el porcentaje de la población de cada país que se definen como obesos

Nauru y las Islas Cook, también se encuentran en el Océano Pacífico Sur y ocupan el segundo y tercer lugar con el 71 por ciento y el 63 por ciento respectivamente, con población obesa.

Las islas fueron colonizadas por Australia, Estados Unidos, Nueva Zelanda, naciones británicas o francesas después de la Segunda Guerra Mundial. Y la introducción de nuevas dietas y cambios sociales, son los culpables de las crecientes tasas de obesidad.

Estas naciones colonizadoras trataron de “civilizar” a los isleños e introdujeron hábitos alimenticios “adecuados” para ellos, demostró la investigación.

Los extranjeros alentaron la dependencia a los alimentos importados, por lo que las industrias pesqueras y agrícolas en las islas se extinguieron.

Los alimentos tradicionales de las islas, como el pescado fresco, carne y frutas y verduras locales, han sido sustituidos por el arroz, el azúcar, la harina, carnes enlatadas, frutas y vegetales enlatados, refrescos y cerveza.

Investigadores de la Universidad de Oxford han revelado que estos productos recién introducidos son “ricos en energía, pobres en nutrientes”, y los que han aumentado los niveles de obesidad.

Estos alimentos occidentales también se convirtieron en un signo de estatus social entre los isleños, señaló una investigación publicada en la Revista de Desarrollo y Transformación Social.

A los isleños se les enseñó a freír el pescado en lugar de comerlo crudo como lo hacían tradicionalmente.

Las naciones colonizadoras también introdujeron la minería, volviendo infértil a la tierra donde antes se recolectaban alimentos.

La contaminación por el transporte marítimo también degradó los arrecifes, que antes eran una rica fuente de alimento.

El profesor Stanley Ulijaszek, de la Universidad de Oxford, comentó que “los anteriores intentos para explicar las tasas desproporcionadamente altas de obesidad en estas y otras naciones insulares, han tendido a centrarse en el aislamiento geográfico de las islas y el riesgo de la escasez de alimentos. Las teorías sugieren que los isleños están genéticamente predispuestas a subir de peso, pero creemos que esto no explica por qué la obesidad ha emergido tan rápidamente en estas islas”.

Bangladesh y Etiopía se ubican al final de la lista con solo el 1 por ciento de la población obesa.

Nepal es el segundo país más bajo, con poco más del 1 por ciento de la población.

De hecho, el mapa revela bajas tasas de obesidad en la mayor parte de África y sur de Asia.

Los expertos han dicho que hay altos niveles de desnutrición en estas áreas del mundo, con personas con grandes dificultades para obtener las calorías necesarias para alcanzar su completa capacidad física.

Greg Barrow, de la Oficina del Programa Mundial de Alimentos explica: “Desde el oeste de África, África Central hasta Asia, vemos altos niveles de desnutrición. En Etiopía, Bangladesh y Nepal en particular, grandes sectores de la población luchan por tener acceso a las calorías que ellos necesitan”.

“Ellos luchan también para acceder a las vitaminas y minerales que necesitan para alcanzar su máximo desarrollo físico e intelectual”, dijo.

El mapa, creado a partir de datos de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), muestra que la crisis mundial de obesidad es un problema creciente, y todos los continentes se enfrentan a un problema de sobrepeso.

Los resultados muestran la creciente epidemia de gordura en todo el mundo, con altos niveles de obesidad en la mayor parte de Europa, Oriente Medio y América del Norte.

En el Reino Unido, más del 25 por ciento de la población se reporta como obesa, mientras que Francia, Italia y Suecia solo presentan una tasa de obesidad de menos del 10 por ciento.

En los Estados Unidos, el 33 por ciento de las personas son obesas, mientras que el 27 por ciento de los australianos lo son.

Por último, Top 10 de los países más obesos (en porcentaje)

Con información de Daily Mail