La grasa protege al cuerpo de bacterias
Foto de archivo.

Un estudio demostró que los adipocitos, las células de grasa que están debajo de la piel, producen proteínas que protegen al cuerpo de bacterias y demás patógenos que pudieran enfermar al organismo, informó la revista Science.

De acuerdo al director de la investigación, Richard Gallo, se desconocía que los adipocitos fueran capaces de proteger al cuerpo con la generación de péptidos antimicrobianos y se dejaba esa responsabilidad a los glóbulos blancos, explicó.

Cuando se hace una herida en la piel que la deja expuesta, las células grasas protegen la herida para evitar que esta se infecte creando proteínas antibióticas tan eficaces como los neutrófilos.

El estudio reveló que al momento de generarse una herida los glóbulos blancos actúan para proteger el cuerpo de agentes patógenos, pero son los adipocitos los primeros en actuar sobre la herida para contener y evitar la entrada de bacterias para que así posteriormente los neutófilos y monocitos eliminen a los patógenos.

Sin embargo, no todas las grasas son buenas ya que un exceso de células grasas aumenta el riesgo de padecer o generar enfermedades autoinmunes o inflamatorias al cuerpo como el lupus y psoriasis, además que se afectan a la piel y a otros órganos.

Con información de Excélsior.