Hoy se celebra el Día de la Tierra
Internet

Este año, el Día Internacional de la Madre Tierra cumple 45 años de celebrarse.

Para la Organización de la Naciones Unidas (ONU), este es el año en que el crecimiento económico y la sostenibilidad se dan la mano.

“Es el año en que los líderes mundiales acuerdan finalmente un tratado vinculante sobre el cambio climático. Es el año en que los ciudadanos y las organizaciones dejan de invertir en combustibles fósiles para centrar su atención en las energías renovables. No será un camino fácil pero sí el único para salvaguardar el futuro de nuestro planeta”, indica el organismo en un comunicado.

La ONU subraya que el Día Internacional de la Madre Tierra es un recordatorio de que nuestro planeta necesita que todos y cada uno de nosotros se comprometa con esta causa y contribuya a avanzar en la dirección correcta.

Advierte que para muchos, el cambio climático es un problema lejano, pero la realidad es que ya está afectando las vidas de comunidades enteras, animales y personas de todo el mundo.

“El mundo necesita un cambio profundo”.

El organismo hace un llamado para que este 22 de abril sea una oportunidad para impulsar el Día Internacional de la Madre Tierra y mostrar a nuestras comunidades y a nuestros líderes que queremos nuevas acciones encaminadas a luchar contra el cambio climático.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró que “las grandes decisiones que tenemos por delante no corresponden solo a los legisladores y los dirigentes mundiales. Hoy, en este Día de la Madre Tierra, hago un llamamiento para que todos nosotros seamos conscientes de las consecuencias que tienen nuestras decisiones sobre el planeta y lo que supondrán para las generaciones futuras”.

En los últimos 20 años, se han hecho varios intentos fallidos para alcanzar un tratado internacional para la reducción de los efectos del cambio climático. En 1997 se alcanzó el primer acuerdo internacional sobre esta cuestión, el Protocolo de Kyoto. Estados Unidos, uno de los países que más contamina, no lo ratificó.

Desde entonces, se han celebrado varias cumbres internacionales y se han hecho muchos esfuerzos por alcanzar un consenso y ninguno ha tenido éxito.

“Llegó la hora de tomar la iniciativa”, afirmó.

El cambio climático ya está afectando las vidas de comunidades enteras
El cambio climático ya está afectando las vidas de comunidades enteras

El origen

Desde siempre, las cuestiones ecológicas no se encontraban presentes en las agendas de los políticos. Ante este frustrante escenario, el senador estadounidense Gaylord Nelson de Wisconsin, quien organizó campañas por el medio ambiente durante la década de 1960, afirma que el “Primer día de la Tierra se realizó con entusiasmo”.

En 1969 Nelson tuvo la idea de organizar una protesta a favor del ambiente tomando como modelo las manifestaciones anti-Vietnam.

“Fue algo frenético. Nos llegaban telegramas, cartas y consultas telefónicas de todas partes del país”, relató Nelson en un ensayo poco antes de morir en julio de 2005 a los 89 años.

“El pueblo estadounidense por fin tenía un foro para expresar su preocupación sobre lo que estaba sucediendo con la tierra, ríos, lagos y el aire. Y lo hicieron espectacular y con exuberancia”, dijo.

Gaylord Nelson
Gaylord Nelson

Nelson reclutó al activista Denis Hayes para organizar el Primer día de la Tierra el 22 de abril de 1970.

Hayer es considerado el precursor del movimiento ecologista moderno.

A finales de 1970, la Agencia de Protección del Medioambiente de Estados Unidos había nacido, y los esfuerzos para mejorar la calidad del aire y el agua fueron ganando terreno político.

Es así como desde el año de 1970, se celebra el Día de la Tierra. Iniciativa que se ha convertido en una tradición mundial.

“El medioambiente empezaba a sufrir y la gente estaba enfadada”, comentó Kathleen Rogers, presidenta de la organización del Día de la Tierra en Washington y una de las primeras fundadoras en la organización del Día de la Tierra.

“No era raro que en algunas ciudades, durante la hora pico, pudieses estar de pie en una esquina y no pudieras ver nada a través de la calle debido a la contaminación”, comentó.

Según Rogers, más de 20 millones de personas en los Estados Unidos participaron en el primer Día de la Tierra.

A partir de entonces, el Día de la Tierra se celebra cada año con la participación de más de mil millones de personas en 180 países de todo el mundo.

“Fue verdaderamente increíble lo que pasó “, dijo Rogers. “Los muros simplemente se derrumbaron”.

En 1970 se celebró el primer Día de la Tierra

El Día de la Tierra en 2015

Amy Cassara, socia del Instituto de Recursos Mundiales en Washington, DC, analiza las tendencias globales del medio ambiente y señala que desde el comienzo del Día de la Tierra, el ecologismo ha pasado de una cuestión marginal a una preocupación general.

“El 80 por ciento de los estadounidenses se describen como defensores del medioambiente”, afirma.

“Sin embargo, los problemas ambientales de hoy van más allá del aire sucio, el agua tóxica y los agujeros en la capa de ozono. Los impactos en el medio ambiente han ido cambiando hasta convertirse en algo abstracto y difícil de explicar”, añadió.

“A medida que nos industrializamos y nuestras cadenas de abastecimiento se van haciendo complejas y menos transparentes, puede resultar más difícil entender las consecuencias que nuestras acciones provocan en el medio ambiente”, señaló.

Cassara resalta que la plataforma del Día de la Tierra está impulsando que no sea solo un día sino un compromiso a largo plazo.

Se está impulsando que no sea solo un día sino un compromiso a largo plazo.
Se está impulsando que no sea solo un día sino un compromiso a largo plazo.

¿Qué hacer en el Día de la Tierra?

Kathleen Rogers anima a establecer un compromiso público o privado para realizar una acción relacionada con el medio ambiente como hablar con amigos y familiares sobre el calentamiento global, no tirar basura en las calles, ahorrar agua y luz, usar menos el automóvil o comprar productos ecológicos.

“Poéticamente y moralmente, plantar un árbol requiere de cuidado durante un tiempo muy largo. No se trata solo de plantarlo en el suelo”, concluyó Rogers.

Con información de National Geographic y ONU