Fuerza pública asesinó a menor en Puebla: CNDH
Foto de CNDH

La Comisión Nacional de Derechos Humanos acusó al Gobierno de Puebla de haber provocado la muerte del niño José Luis Alberto Tehuatlie, durante la manifestación del pasado 9 de julio en Chalchihuapan.

La CNDH afirmó que el gobierno encabezado por Rafael Moreno Valle obstaculizó las investigaciones para identificar los responsables de la muerte del menor, no obstante, se logró encontrar que el niño de 13 años murió tras el impacto de un cartucho de gas lacrimógeno, no con una bala de goma como lo afirman los manifestantes, ni de un cohetón como lo estableció la Procuraduría General de Justicia del estado.

Otra de las acusaciones que hizo la CNDH contra el gobierno de Puebla fue que los policías ejercieron un abuso de fuerza durante el operativo, donde se usaron 930 granadas expansivas de gas lacrimógeno, que usaron para la dispersión de los manifestantes. Además, la Comisión reiteró que la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla no usó balas de goma como lo afirman los opositores.

El estudio fue realizado mediante 433 entrevistas, videos, audios y testimonios de los familiares que resultaron afectados, así como de los propios asistentes a la manifestación. Esta investigación fue apoyada por 30 expertos en criminalística, medicina y psicología, quienes fueron los que denunciaron ciertas irregularidades de la SSP de Puebla durante la pesquisa, debido a que les negaron mostrar los proyectiles que utilizaban durante ese tipo de operativos.

Las granadas expansivas de gas lacrimógeno que fueron usadas son de calibre 37 y 38, de modelo CNC y 3221; una de ellas fue la que provocó la muerte del niño José Luis Alberto Tehuatlie, esto lo confirmó el ómbudsman ante la madre del menor fallecido.

Con información de Radio Fórmula