Fiscalía de crímenes contra prensa en México podría ser ejemplar
Internet

La fiscalía creada en México para perseguir desde el nivel federal los crímenes contra periodistas podría sentar un ejemplo positivo para el gremio en el país y en el mundo, apuntó hoy el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

En un informe sobre impunidad en torno a los crímenes contra periodistas en el mundo, el CPJ destacó que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión (FEADLE) puede enviar un mensaje positivo para detener la violencia contra comunicadores.

“Que México logre que este programa funcione con éxito, tiene importantes implicaciones, no solo para los periodistas mexicanos, sino también para los gremios periodísticos de otros países, desesperados por pruebas de que es posible detener los ciclos de la violencia y la impunidad”, afirmó.

Titulado “El camino a la justicia: romper el ciclo de impunidad en los asesinatos de periodistas”, el informe citó el testimonio de un funcionario mexicano adscrito a una organización internacional que observó que la correcta operación de la fiscalía tendría repercusiones mundiales.

“Si la fiscalía comienza a obtener sentencias, transmitirá el mensaje de que está revirtiendo la tendencia o de que es reversible. Esto es algo que cualquier Estado o gobierno leerá y entenderá”, consideró el funcionario, a quien no se cita por nombre.

Adoptada por el Congreso de México en abril de 2013, la ley es considerada como “un paso importante para mejorar el clima de libertad de prensa en México”, asentó el CPJ, con sede en Nueva York.

En general, el informe asentó que los gobiernos en el mundo registran insuficientes avances en el combate a la impunidad en los asesinatos de periodistas, y que el 90 por ciento de los autores de estos crímenes continúan impunes y amenazan la libertad de prensa.

Resaltó que en el último decenio, 370 periodistas han sido asesinados en represalia directa por su labor informativa, de los que la gran mayoría informaban sobre la corrupción, la delincuencia, los derechos humanos, la política o la guerra.

“Los asesinatos indiscriminados y no resueltos de periodistas que intentan informar a sus respectivas sociedades y al resto del mundo es una de las más graves amenazas a la libertad de prensa actualmente”, expresó Elisabeth Witchel, la principal autora del informe y consultora del CPJ.

Witchel aseguró además que es “vital que los gobiernos nacionales y el sistema de las Naciones Unidas ofrezcan los recursos y el apoyo político para romper el ciclo de impunidad en los asesinatos de periodistas”.

El primer lugar en el índice de este año lo ocupa Irak, seguido en ese orden de Somalia, Filipinas, Sri Lanka, Afganistán y Colombia.

Con información de Notimex