FIFPro protesta por cancha anegada
Foto de AP

 El sindicato internacional de futbolistas instó a la FIFA a investigar por qué un partido del Mundial de Clubes en Marruecos se disputó sobre una cancha anegada, en condiciones que resultaban peligrosas.

FIFPro señaló que el haber permitido que se realizara en Rabat el partido del sábado entre el Cruz Azul de México y el Western Sydney Wanderers de Australia “representó una amenaza grave para la salud y la seguridad de todos los futbolistas”.

El club mexicano se impuso 3-1 en tiempo de prórroga. La cancha estaba tan inundada que los jugadores resbalaban o levantaban grandes cantidades de agua al correr sobre los charcos.

“Los jugadores, como trabajadores, tienen el derecho a un ambiente laboral seguro”, destacó Tijs Tummers, funcionario de FIFPro, quien añadió que la FIFA debe garantizar “que se implementen reglas efectivas para evitar que esto se repita”.

El árbitro Noumandiez Doue, de Costa de Marfil, permitió que el partido continuara.

En un comunicado para responder a preguntas de The Associated Press, la FIFA se limitó a señalar el miércoles: “el árbitro decidió que se podía jugar en esa cancha, y por lo tanto el partido se realizó”.

Con información de AP