Estados Unidos espía a México a través de las computadoras
Internet

De acuerdo a un reporte emitido por la compañía creadora de antivirus Kaspersky Lab, el Gobierno de Estados Unidos espía a México desde 1996 a través de computadoras personales de las principales marcas.

Dmitry Bestuzhev, director de Análisis e Investigación de la firma de antivirus, explicó que se trata de una operación de espionaje global, en el que desde hace 19 años, en México y en otros 30 países, está instalado un software-espía militar en los discos duros (donde se almacena toda la información del usuario) de millones de computadoras.

Las marcas que ha detectado Kaspersky con programas maliciosos son Western Digital Corp., Seagate Technology Plc., Toshiba Corp., IBM, Micron Technology Inc. y Samsung Electronics Co. Ltd.

Western Digital, Seagate y Micron señalaron que no tenían conocimiento de dichos programas. La investigación apunta que dicho software habría estado instalando desde 2001, por lo que se puede suponer que muchas computadoras estarían infectados.

ABC
ABC

“Entre sus víctimas están gobiernos e instituciones diplomáticas, empresas de telecomunicaciones, agencias aeroespaciales, plantas de energía, plataformas de investigación nuclear y centros científicos de vanguardia, entre otros”, dijo el especialista.

Exempleados del Gobierno estadounidense, quienes pidieron no revelar su identidad por temor a represalias, confirmaron lo anterior a medios de Estados Unidos, y revelaron que el espionaje es coordinado por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés).

México, entre los espiados

Con los programas maliciosos (malware) y troyanos que el denominado Grupo Equation ha colocado, la agencia estadounidense tiene acceso a todo tipo de contenido que se observa, se consulta, o se guarda al interior de las computadoras.

Dmitry Bestuzhev, director de Análisis e Investigación de Kaspersky Lab en América Latina, empresa que descubrió este malware escondido en millones de equipos, explicó que se trata de un código malicioso de ciberofensiva militar, cuyo origen va más allá de cualquier ataque anterior visto en este rubro.

“Grupo Equation, al cual Kaspersky le ha seguido la pista desde hace años, aunque aún se desconoce su sede correcta de operación, se ha dejado ver en Europa, principalmente en Bélgica, Francia, Alemania, Suiza y Reino Unido; y también en Irán, Rusia, Siria, Afganistán, Kazajistán, Somalia, Hong Kong, Libia, Emiratos Árabes Unidos. Lo grave es que en América Latina, hay ataques recurrentes a México, Ecuador y Brasil”.

Según el especialista, México puede considerarse un blanco importante, pues es de las economías que más crecen en el mundo, y tiene información que puede ser clave para muchos países en temas de competencia y futuros proyectos de infraestructura.

El número de empresas o instituciones afectadas puede superar el millar en México y en todo el mundo, una cifra que delata objetivos de espionaje muy precisos, explicó el especialista de Kaspersky.

Operaciones encubiertas

Kaspersky se negó a nombrar públicamente a la NSA como la agencia detrás de la campaña de espionaje, pero aseguró que el Grupo Equation está estrechamente vinculado con Stuxnet, un virus tipo gusano creado por la autoridad estadounidense que se utilizó para atacar las instalaciones de enriquecimiento de uranio de Irán.

Un exagente de inteligencia retirado confirmó que la NSA desarrolló la técnica de ocultar los programas espía en los discos duros, pero dijo que no sabía si las empresas fabricantes habían cooperado.

El portavoz de la firma fabricante de discos duros Western Digital, Steve Shattuck, dijo ayer en un comunicado que la compañía “no ha proporcionado su código fuente a las agencias del gobierno”, y los otros fabricantes aseguran no haber compartido su código con la NSA.

De acuerdo con los ex agentes de inteligencia, la NSA tiene múltiples maneras de obtener el código fuente de las empresas de tecnología, incluyendo la solicitud directamente.

Con información de Excélsior.