Empresas transnacionales prometen regresar al estado de Acapulco

Problemas con derechos de franquicia y desastres naturales como Ingrid y Manuel, obligaron a las empresas Costco y Hard Rock a cerrar sus establecimientos en Acapulco. Sin embargo, éstas se comprometieron a reabrir sus puertas antes de que termine el 2014. “Los representantes legales de ambas empresas me han expresado sus posturas de reabrir puertas antes de finalizar el año. En las pláticas que sostuvimos hace 15 días, me manifestaron que su interés es muy firme para permanecer en Acapulco y descartaron enfrentar cualquier problema con dependencias del gobierno para llevar a cabo las obras de reconstrucción en sus inmuebles”, detalló Alberto López Rosas, secretario del Trabajo y Previsión Social en Guerrero.

Entrevistado durante la entrega de apoyos económicos a trabajadores que se capacitaron dentro del sector turístico, el funcionario destacó: “Tenemos una empresa como Hard Rock que hay la expectativa que la nueva administración contrate mayor número de personal y bueno estamos tratando de abatir conflictos intergremiales, conflictos con empresas con el propósito de garantizar una mejor armonía laboral”.

Como se recordará, la empresa Hard Rock cerró sus puertas al público en diciembre del año pasado debido a problemas legales por el uso de franquicia con los nuevos dueños de la marca, además de conflictos laborales con el sindicato de trabajadores sección 112 CTM.

Por su parte, la compañía mayorista Costco que se ubicaba en la zona diamante de Acapulco, cerró sus puertas a consecuencia de las afectaciones que sufrió con los fenómenos naturales Ingrid y Manuel en septiembre del año pasado, así como también por el saqueo de mercancías que realizaron decenas de personas presuntamente damnificadas por las inundaciones.

Se dio a conocer que Hard Rock construye una nueva sede en el exclusivo centro comercial La Isla que se ubica en la zona diamante de Acapulco; mientras que la tienda Costco emitió un comunicado donde expresa que realiza obras de remodelación en su dirección original.

Con información de El Financiero