Ejecución en Arizona dura 2 horas; McCain acusa tortura
Foto de Reuters

El senador por Arizona, John McCain, calificó como una tortura la ejecución de Joseph Wood, realizada el pasado miércoles 23 de julio.

Joseph Wood fue sentenciado a muerte por haber asesinado a su ex novia y el padre de ella en 1989. La ejecución por inyección letal duró 2 horas, causando reacciones en sus abogados y el senador republicano.

Joseph Wood. Foto de Daily Mail
Joseph Wood. Foto de Daily Mail

“Creo que la pena de muerte se debe aplicar para ciertos delitos, pero la manera en la que se aplicó a Wood no es la correcta; se debería investigar a los responsables de la ejecución (…) La inyección letal debería ser eso, una inyección letal, de lo contrario es tortura”, afirmó John McCain.

Ante las reacciones, la hermana de la ex novia de Wood aseguró que él no sufrió nada durante la inyección a comparación de las víctimas. “No saben que es tortuoso, tortuoso es ver a tu padre y a tu hermana en charcos de sangre. Él se merecía esa muerte”, afirma Jeanne Brown.

Jeanne Brown, hermana de víctima de Joseph Wood.
Jeanne Brown, hermana de víctima de Joseph Wood.

El día de su ejecución, se le aplicó a Joseph Wood las drogas letales a las 13:52 horas, tras haber dicho sus primeras palabras y haber visto a los sacerdotes en la sala. Sin embargo, diez minutos después abrió los ojos y empezó a respirar forzadamente.

Los jadeos de Wood siguieron repetidamente por más de una hora, mientras los médicos revisaban su estado. “Era muy duro para los asistentes en la sala (…) parecía un pez tragando aire”, aseguró Troy Hayden, un testigo de la ejecución.

Inmediatamente el administrador de la inyección informó que Wood aún se encontraba sedado, a pesar de los sonidos que emanaba. Pero por otro lado, la defensa exigía detener la ejecución.

Finalmente el asesino murió a las 15:37 horas y doce minutos después, las autoridades de Arizona lo declararon muerto.

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, pidió al Department of Corrections revisar el caso de la ejecución que duró dos horas; sin embargo afirmó que la muerte fue legal y que el sentenciado no sufrió “pues los ojos de los testigos lo comprueban”. En el mismo tenor, un juez federal ordenó que se conservara el cuerpo de Wood para ser investigado.

Manifestantes en contra de pena de muerte. Foto de Daily Mail
Manifestantes en contra de pena de muerte. Foto de Daily Mail

La ejecución trajo de vuelta el debate sobre la pena de muerte en Estados Unidos. Apenas un tiempo antes la Corte Suprema de Estados Unidos negó dar información sobre el método de ejecución en Arizona; además estaba el caso de un sentenciado en Ohio quien, al igual que Joseph Wood, jadeo durante 26 minutos antes de morir.

Los abogados del ejecutado en Arizona acusaron que es una violación a los derechos de Wood la secrecía en las drogas que le serían aplicadas para su muerte.

Sin embargo, gobiernos estatales rechazan informar sobre las farmacéuticas que les surten los químicos para la inyección letal y además de quién las está administrando.

El usar drogas en la inyección letal es un mal esfuerzo para ocultar la brutalidad de las ejecuciones, haciéndolas ver más serenas y tranquilas, aseguró un juez de circuito de EU. 

Con información de Daily Mail