Decomisa PROFEPA venado y tres pericos en Jalisco
Foto de archivo

Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró de manera precautoria un ejemplar de venado cola blanca y decomisó tres de pericos en Guadalajara, Jalisco, debido a que los inspeccionados no acreditaron la legal procedencia de los mismos.

El organismo indicó que en una primera acción, en seguimiento a una denuncia ciudadana, acudió a un domicilio localizado en la Colonia Santa Cecilia, encontrando un ejemplar adulto de venado cola blanca (Odocoileus Virginianus).

El animal fue asegurado de manera precautoria toda vez que el visitado no presentó la documentación que acreditara su legal procedencia, detalló en un comunicado.

En una segunda actuación de la Delegación de Profepa en Jalisco, se realizó una visita de inspección a un local comercial ubicado en el mercado de Mezquitán, también en atención a una denuncia ciudadana, en la cual reportaban la posesión de tres aves de distintas especies.

Los inspectores de la PROFEPA corroboraron en ese sitio la existencia de un perico frente blanca (Amazona Albifrons), un perico atolero (Aratinga Canicularis) y una cotorra argentina (Myiopsitta Monachus), los cuales fueron decomisados ya que durante el desahogo del procedimiento administrativo no se acreditó su legal procedencia.

Recordó que las tres especies decomisadas se encuentran enlistadas en el apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Hizo ver que la Ley General de Vida Silvestre establece que realizar actividades de aprovechamiento de la vida silvestre, y poseer ejemplares fuera de su hábitat natural, sin contar con los medios para demostrar su legal procedencia, se sancionará con el equivalente de 50 a 50 mil veces de salario mínimo, así como con el decomiso de los ejemplares, partes o derivados de la vida silvestre.

Además el Código Penal Federal en su Artículo 420 Fracción IV señala que quien realice cualquier actividad con fines de tráfico, o capture, posea, transporte o acopie algún ejemplar de una especie de flora o fauna silvestre, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción o sujeta bajo protección especial, se le impondrá una pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de 300 a tres mil días multa.

Con información de Notimex.