Internet

Cerrarán gasolineras por vender litros incompletos

Los diputados votarán esta nueva ley que penaliza, hasta con 60 años de prisión, el robo y comercio ilícito de petrolíferos


Netlog

La Comisión de Justicia del Senado de la República aprobó por unanimidad el proyecto de una nueva ley de hidrocarburos.

Será enviada al pleno para su votación la próxima semana y se pasará de inmediato a la Cámara de Diputados.

Terrorismo

Este nuevo marco jurídico derivado de la reforma energética, tipifica el delito de terrorismo en materia de hidrocarburos que consiste en realizar intencionadamente y por medios violentos, actos en el sector que produzca alarma, temor, terror en la población, con la finalidad de atentar contra la seguridad nacional o las actividades estratégicas energéticas. Este delito se castigará con 40 y hasta 60 años de prisión y multa de 65 mil hasta 75 mil salarios mínimos.

Por primera vez se tipifica como delito grave el robo de combustible y el infractor no alcanza fianza.

Sabotaje

Con el fin de frenar el comercio ilícito de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, la nueva ley establece que se sancionará a quien compre, enajene, reciba o negocie dichos productos con conocimiento de su origen. De esta forma la cadena delictiva puede ser castigada por la ley.

Fraude al consumidor

Será sancionado quien no venda litros completos de gasolina o de diésel. Es decir, cuando se entregue “una cantidad inferior, desde 1.5 por ciento a la cantidad que aparezca registrada por los instrumentos de medición del expendio”.

En el caso de gas LP, se castigará la entrega inferior desde 3 por ciento a la cantidad que aparezca registrada por los instrumentos de medición.

En las sanciones aplicables a estos delitos, se contempla que el establecimiento por ley suspenda actividades, la cancelación de la franquicia, concesión, permiso, asignaciones o contratos, así como la disolución y liquidación de la sociedad.

Fugas

En fugas de petrolíferos que ocasionan daños al ambiente, se fijan castigos de entre 20 a 30 años de prisión y multas de 35 mil a 50 mil días de salario mínimo a quien cause la destrucción de flora, fauna, calidad del agua, al suelo y subsuelo.

Si la contaminación afecta un área natural protegida, la pena de prisión se incrementará.

Con información de El Universal