Buscar justicia “no es irritar”, replican armenios por genocidio
Internet

 El máximo líder armenio de Sudamérica aseguró que su pueblo sólo busca justicia sobre el genocidio y eso “no debería irritar”, luego que el gobierno turco respondió indignado al reconocimiento del Papa a las matanzas de 1915 perpetradas por el Imperio Otomano.

Kissag Mouradian, arzobispo primado de la Iglesia Apostólica Armenia en Argentina, advirtió que Jorge Mario Bergoglio siempre estuvo convencido que aquellos hechos correspondieron a un genocidio.

“Todos los 24 de abril tenemos una ceremonia en la catedral metropolitana de Buenos Aires, donde está una cruz de piedra y hacemos el responso. La primera vez que él presidió esta ceremonia habló del genocidio y pidió a Turquía que reconozca este crimen”, estableció.

“La negación es una política turca porque ellos saben muy bien que después del reconocimiento viene la segunda parte, que es discutir los temas territoriales”, añadió.

En las últimas horas se ha montado una polémica internacional por las palabras del papa Francisco durante una misa solemne el domingo en la Basílica de San Pedro. En esa celebración el pontífice calificó a la masacre de armenios como “el primer genocidio del siglo XX”.

Eso provocó una airada respuesta turca, cuya embajada ante El Vaticano calificó los dichos del pontífice como “una calumnia” e “inaceptables”, además de acusarlo de “instrumentalizar la historia con fines políticos”.

Precisó que el problema fundamental es la devolución del territorio que hoy está en manos de Turquía
Precisó que el problema fundamental es la devolución del territorio que hoy está en manos de Turquía

Una consolidada política exterior de Ankara ha sido minimizar la muerte de un millón y medio de armenios en la segunda década del siglo pasado, pero –sobre todo- ha protestado cada vez que alguien usa la palabra “genocidio” para describirla.

“Por eso los turcos están enojados con el Papa. Pero buscar justicia no es irritar, y desgraciadamente nosotros sabemos que la justicia nunca se regala, la justicia siempre se consigue”, constató.

“Cuando hablamos de problemas territoriales, de reclamo, de historia, muchas veces las cosas vienen con sangre, desgraciadamente. Por el momento no nos mueve el espíritu revanchista sino buscar la justicia”, agregó.

Según el arzobispo armenio, que conoce al pontífice desde hace 20 años, para poder solucionar pacíficamente el diferendo entre ambos países, lo primero es que se reconozcan los crímenes.

Precisó que el problema fundamental no son los muertos, que no volverán, sino la devolución del territorio donde esas personas vivían y que hoy está en manos de Turquía, heredera del Imperio Otomano.

“Mi opinión es que ellos no quieren reconocer la existencia del genocidio para no llegar a ese momento del reclamo territorial. Por eso nuestro lema para en este centenario es ‘memoria y reclamo’, porque no basta solamente el recuerdo”, afirmó.

Lamentó además que la estrategia del presidente turco Recep Tayyip Erdogan haya sido “tapar” el centenario del genocidio cuya realidad está comprobada y es una injusticia que todavía no ha tenido reparación.

Para él negar es, en cierto modo, también aceptar porque cuando se niega se pone en duda la existencia de algo, y ese acto ya significa una afirmación.

“El Papa nunca se preocupa si molesta o no molesta a alguien, lo importante para él es la justicia y la verdad, siempre estuvo con estos dos valores. Francisco no es (Barack) Obama para achicarse”, estableció.

“El presidente de Estados Unidos tiene sus problemas políticos, sus intereses y puede achicarse, él prefiere usar la palabra armenia ‘metz yeghèrn’, que significa ‘la gran matanza’, pero gran matanza no significa genocidio, conceptualmente hay una diferencia entre ambas”, ponderó.

Anticipó que ellos continuarán defendiendo su causa, que no se termina con el recordar y reparar a quienes fueron martirizados, sino también sentándose a discutir la “cuestión geopolítica”, el “reclamo real”.

“Nosotros vamos a seguir en esa brecha, mantendremos la realidad y la verdad, mientras ellos no reconozcan esa verdad van a seguir con la misma culpa que sienten, una culpa que están tratando de negar permanentemente”, sentenció.

Redacción