¿Por qué no cayó el gobierno del presidente Peña Nieto?
Díaz: un exilio eterno