* Claudia, Adán y Marcelo están obligados a definir sus prioridades

* La alianza opositora no puede caer en la provocación morenista

* Ricardo Monreal sigue firme en su convicción de estar en la boleta para el 2024

¿Y EL RESPETO A LA LEY?- Que el presidente Andrés López Obrador y su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), se pasen la ley por el arco del triunfo ya no es noticia. A diario, desde que el tabasqueño asumió la Presidencia en el 2018, ese ha sido uno de los principales sellos característicos de la llamada 4ª Transformación: Minar la Constitución y debilitar las instituciones. Sin embargo, tras el mitin multitudinario que realizaron las huestes morenistas anteayer domingo en Toluca, Estado de México, para mostrar su músculo y también para arropar a sus “corcholatas” consentidas de cara al proceso electoral del 2024, vale la pena atisbar en un par de situaciones. La primera: Ya es hora de que la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo; el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández y el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, se separen de sus respectivos cargos y, ahora sí, pese a que estarían contraviniendo la normatividad establecida por el Instituto Nacional Electoral (INE), anden de la seca a la meca por todo México y el extranjero promoviéndose como precandidatos. ¿Por qué? Porque sería lo más ético que podrían hacer estos tres funcionarios y también porque no se vale que estén utilizando la infraestructura y los recursos de las dependencias que encabezan para impulsar sus proyectos individuales. A lo largo y ancho de todo el país ya hay un despliegue publicitario brutal a favor de estos tres personajes (anuncios espectaculares, bardas pintadas, vehículos alegóricos, etcérera) y eso sólo significa una cosa: Ya se están destinando millones de pesos para ese fin y los mexicanos exigimos saber de dónde están sacando ese dinero.

AMAGUE PELIGROSO.- Asimismo, debemos entender que el mitin morenista de anteayer domingo en la capital mexiquense también se trató de una franca provocación hacia la alianza opositora que conforman los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Revolucionario Institucional (PRI), e incluso también aquí deberíamos incluir al Movimiento Ciudadano (MC), con todo y que recientemente el veracruzano Dante Delgado Rannauro salió a decir que el movimiento naranja no quiere nada con “Va Por México”. Y es que la intención de irle a picar la cresta a los opositores en uno de los últimos bastiones que todavía conservan lleva jiribilla: Al dar a conocer de forma anticipada a sus precandidatos para la presidencial del 2024, Morena busca que sus adversarios también se precipiten para que éstos más temprano que tarde presenten su baraja de precandidatos. ¿Para qué? La respuesta es simple: Para irse en estampida sobre ellos con la “guerra sucia” y empezar a desacreditarlos y ensuciarlos por todos lados. Aquí lo importante será ver la madurez con la que reaccionen en la oposición, por lo que bajo ninguna circunstancia deberán responder de la misma manera como lo hicieron los morenistas. Todavía no son los tiempos (faltan más de 100 semanas) y además, a estas alturas, todavía no tienen definidos a sus gallos.

SERENIDAD Y PACIENCIA.- Y a todo esto, ¿en dónde queda parado Ricardo Monreal Ávila tras la tertulia morenista del domingo en Toluca? La verdad es que el experimentado senador zacatecano ni suda ni se acongoja. Sin mayores aspavientos, el presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) de la Cámara Alta, vislumbró que si se empiezan a generar facciones al interior de Morena por lógica la cosa va a terminar mal, además señaló que el mitin realizado en la explanada del teatro “Morelos” de la capital del Edomex fue evidentemente un acto anticipado de campaña hacia el 2024, pues Claudia Sheinbaum, Adán López y Marcelo Ebrard acudieron a dicho evento, con el apoyo de dirigentes, militantes y simpatizantes morenistas, con el único fin de promoverse políticamente para posicionarse fuera de los tiempos y las formas de aquello que la legislación electoral ya tiene contemplado dentro de los esquemas de etapa de proselitismo. Y le recordó a esta trifecta de “corcholatas” morenistas que las funciones de los servidores públicos son permanentes y que para llevar a cabo este tipo de actividades no basta con pedir permiso “de sus superiores” o pedir que les descuenten el día.

“NO ME VOY, NO ME VOY… ¡Y NO ME VOY!”- Como se esperaba, el líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas, tras el cónclave que sostuvo este martes con varios ex dirigentes nacionales del tricolor, decidió mantenerse en su posición como líder nacional de su partido, que en estos momentos atraviesa por la peor crisis de toda su historia y el campechano pareciera que no está enterado de ello. En fin…

ES PREGUNTA.- ¿Alguien sabe cuántos de los gobernadores morenistas que se apersonaron al mitin del domingo en Toluca viajaron desde sus respectivas entidades a la capital mexiquense para aterrizar en el Aeropuerto Internacional “Felipe Ángeles” (AIFA)?

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx
[email protected]
Twitter: @yalessandrini1