* ¿Por qué se utilizan los bienes de la nación para apoyar los eventos de Morena?

* En la CDMX hay muchos nervios de cara a la jornada de revocación de mandato

* Momento de definición para el PRI: No apoyarán reforma eléctrica amloísta

AYUDÁNDOLE AL JEFE.- No me cansaré de decirlo, en política forma es fondo y eso es algo que muy pocos entienden en su justa dimensión. Como don Adán Augusto López Hernández, a quien todavía no le cae el veinte que ya no es el gobernador de Tabasco, sino el Secretario de Gobernación, dos circunstancias muy, pero muy distintas que requieren de un nivel muy particular de sensibilidad. La investidura del señor López Hernández dice que es algo así como el vicepresidente de México y por lo mismo, debería ser más cuidadoso tanto en las formas como en los fondos. Por lo tanto, el que se haya ido el pasado fin de semana a Coahuila, en un avión propiedad de la Guardia Nacional (GN), para echarle porras al Presidente Andrés López Obrador de cara a la jornada de revocación de mandato que tendrá verificativo el próximo domingo, en un evento organizado el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), lo dejó muy mal parado. Porque si bien es cierto que tiene todo el derecho del mundo a hacer lo que le venga en gana durante sus días de descanso (en este caso ser militante de su partido), también es un hecho que debería hacerlo con sus propios recursos y no disponer de bienes que son propiedad de la nación. Y por cierto, más allá del uso (o, mejor dicho, mal uso) que se hizo de dicha aeronave, ¿alguien podría salir a explicar por qué personajes como Luis Rodríguez Bucio, comandante de la GN; el senador coahuilense Armando Guadiana y el subsecretario de Seguridad con licencia Ricardo García Berdeja, entre otros, violentaron la veda dispuesta por las autoridades electorales? Además, ¿se vale que se disponga de los bienes del Estado para apoyar al líder nacional morenista Mario Delgado en sus eventos partidistas?, esto sin mencionar que el subsecretario García Berdeja prácticamente ya se autolanzó como el candidato guinda a la gubernatura por Coahuila y anda muy feliz placeándose por una entidad en la que no ha vivido por más de 25 años. Y pierda cuidado don Adán Augusto, no se preocupe, los del Instituto Nacional Electoral (INE) no lo van a correr ni hoy, ni mañana, ni nunca. En fin…

¿EN JUEGO SU FUTURO?.- Una de las principales figuras políticas que va a estar bajo la lupa el próximo domingo durante la jornada de revocación de mandato será la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, pues muchos consideran que lo que ocurra este 10 de abril en la capital mexicana estaría definiendo su futuro inmediato con respecto a sus aspiraciones como candidata a la Presidencia de la Repúblca para el 2024. Sí, definitivamente ella es la corcholata consentida del Presidente Andrés López Obrador, pero a muchos no se les olvida lo que ocurrió en las elecciones intermedias del 2018, con la mitad de las alcaldías de la CDMX pasando a manos de la alianza opositora PAN-PRD-PRI. Al interior de Morena todavía hay quienes siguen levantando la ceja y responsabilizando a doña Claudia de esa debacle electoral en el otrora principal bastión morenista. La herida por ese revés ya se cerró, pero la cicatriz todavía está muy visible y sigue doliendo, razón por la cual existen muchos nervios y expectativas por conocer si la Jefa de Gobierno podrá revertir el mal resultado que obtuvo Morena hace cuatro años en uno de los principales mercados electorale de México. La apuesta es difícil.

NO HAY TAL PRI-MOR.- Todo indica que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por fin ya logró fijar una posición definitiva en cuanto a las cartas con las que piensa jugar su futuro inmediato. Su líder nacional, el campechano Alejandro Moreno Cárdenas, ayer mostró carácter a anunciar que el tricolor votará tajante y categóricamente en contra de la reforma eléctrica que propone el Presidente Andrés López Obrador, al considerar que ésta atenta contra la economía de millones de mexicanos y violenta la Constitución, con lo que derrumba por completo los rumores de que el priismo está dividido y con muchos de sus más prominentes militantes guiñándole el ojo en lo oscurito a Morena. “Alito” argumentó que nadie al interior del PRI está pensando traicionar sus convicciones y que bajo ninguna circunstancia permitirán que los golpeen desde afuera. Explicó que todos los priistas invirtieron los útimos siete meses en estudiar la iniciativa presidencial y que su conclusión es definitiva: Ésta es regresiva y perjudicial para México, además de que recargaron su decisión en las opiniones de académicos y especialistas en el tema. ¿Qué sigue entonces? Pues la alianza opositora (PAN-PRD-PRI) presentará una contrapropuesta, al tiempo que estarán enviando un muy claro mensaje en torno a que el proyecto de ir juntos para el 2024 está firme que nunca.

¿Y EL ÁRBITRO ELECTORAL?.- Las hordas de Servidores de la Nación siguen trabajando a lo largo y ancho de todo el país promoviendo el #QueSigaAMLO. Y todo mundo haciéndose de la vista gorda…

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx
[email protected]
Twitter: @yalessandrini1