Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

¿Y las vacunas?

victor-mendoza1

Víctor Mendoza LambertEl Serrucho

La verdad, la meritita verdad que México es un ejemplo de lo que NO se debe de hacer en una pandemia. La historia nos juzga como un país y un gobierno que no sabe hacer lo indicado para evitar miles de muertes.

Estamos peor que cuando comenzamos, la opacidad en torno a las vacunas y la falta de seriedad para aplicarlas nos está llevando al matadero. Somos un país en donde se hace un escándalo al recibir una cuántas vacunas e incluso se atreven a decir “misión cumplida” cuando todavía ni siquiera se aplicaba una sola.

Se habló de vacunar a esos hombres y mujeres que arriesgan la vida en hospitales y centros de salud donde se atiende a pacientes de Covid y ni siquiera en eso se ha podido cumplir.

Se desviaron miles de vacunas a maestros de Campeche y a “siervos de la nación” (esos que todavía nadie sabe para qué sirven). En el caso de los maestros según el gobierno federal fueron vacunados para  poder iniciar clases en ese estado. Pues todo ello, un auténtico caos y una desorganización total la que se está viviendo en México.

Es más ni siquiera se sabe cómo y cuándo se va a vacunar en su segunda dosis a quienes ya la recibieron. Según los especialistas debe ponerse tres semanas después de la primera, aquí los oficiosos ahora dicen que pueden pasar hasta 35 días y no existe problema. Obvio entender que no hay ni habrá vacunas pronto.

La ausencia del Presidente no es el motivo principal de esta crisis, pues este desastre tiene meses, aún no existe un plan de vacunación serio y homogéneo. Ahora de repente nos informan que primero vacunarán a los mexicanos de 80 a 100 años, claro cuando existan vacunas, de esas que no han llegado hace más de 20 días.

Después vacunarán, quien sabe cuando a los de 70 a 80 años, aparentemente en el mes de marzo y en abril posiblemente a los de 60 a 70, el caso es que no se sabe a ciencia cierta cuando, donde y que vacuna tendremos.

Mientras esto sucede en México, vemos qué en los Estados Unidos están aplicando hasta un millón de vacunas por día y lo están haciendo de forma efectiva y organizada. Han aprovechado estacionamientos de estadios o de centros comerciales para qué durante las 24 horas del día la gente pase en su carro y se vacune.

Por supuesto me dirán que en México es muy poca la gente que tiene carro, pues yo les aseguro que se podría hacer algo similar y la gente buscaría algún amigo, familiar o vecino para que los ayudara. Pero no, las cosas no se hacen ni se proponen porque no existen vacunas y esa fórmula no ayuda al tema del populismo.

El problema de nuestro país va más allá de su economía, es su incompetencia y la falta de vacunas que no han logrado negociar de forma efectiva. Urgente que la iniciativa privada y los gobiernos estatales y municipales intervengan para lograr evitar miles de muertes más.

Más de 20 días que no se reciben vacunas y nadie dice nada, a este paso tardaríamos años en estar vacunados todos los mexicanos. Cuando lleguen las vacunas que espero lleguen algún día, debe de existir una estrategia más allá de la que están ofreciendo por medio de siervos de la nación.

Urgente que los gobiernos estatales se pongan las pilas y defiendan a sus gobernados, y más urgente que busquen conseguir vacunas para comenzar a aplicarlas en sus estados.

De seguir así, de algo podemos estar seguros, viviremos con esta incertidumbre y serán miles, muchos miles de muertes por la incapacidad de un gobierno.

 

De ida

Ni siquiera la vacuna Rusa ha llegado a nuestro país, en efecto, esa vacuna que en un principio despreciamos y hasta objeto de burlas ha sido. Algo está sucediendo o de plano no toman en serio a nuestro país y por consecuencia a nuestro gobierno.  O de plano los encargados de comprar y hacer llegar esas vacunas son unos inútiles, o peor aún alguien está esperando a qué se acerque la época electoral para aplicar esas vacunas.

Es increíble que estando en el mes de febrero todavía no sepamos nada de cuándo podremos sentirnos más tranquilos con alguna vacuna.

Alguien no está haciendo la tarea y ese alguien es la persona qué el mismo Presidente de Mexico le dio la responsabilidad. Por lo mismo es urgente que los mexicanos despierten de este pesadilla y comiencen a exigirle a un gobierno que haga su trabajo, no se le está pidiendo nada extraordinario que hagan su chamba y si de plano no pueden, pues que se lo permitan a otros.

 

De vuelta

Esperemos que la semana que comienza existan noticias favorables al respecto y no sean las excusas de siempre. Ya es momento de ofrecer resultados, de dejar de ver para atrás y culpar de todo a quienes han gobernado en el pasado. Dos años y dos meses son suficientes para agarrar las riendas de un país, de no poder hacerlo entonces seguramente que serán castigados y deberán darle una explicación a los mexicanos.

Cada día nos parecemos más a esos países del caribe y Sudamérica que siguen culpando a gobiernos de hace 20, 30 o 50 años, al paso que vamos México será un país del cuarto mundo en donde solo existirá la miseria y el revanchismo.

Aserrín

Es cierto, muchos mexicanos también son culpables de no cuidarse y no hacer caso a los protocolos que se requieren para detener una pandemia, en efecto entre esos mexicanos está el mismísimo López Obrador que hasta antes de su contagio fue el pésimo ejemplo para nuestro país, esperemos que ahora que está por regresar a su actividad ofrezca una disculpa y acate esos protocolos que nos pueden dar mayor seguridad.

Si el Presidente regresa sin medidas de cuidado, entonces podremos entender todo lo qué pasa…

 

Víctor Mendoza Lambert

Director de Grupo Entre Todos.

Correo: [email protected]

Twitter: @VictorMendozaL

WhatsApp: 6624335077

Facebook: Victor Mendoza Lambert

Menú de accesibilidad