Un legado para Bartlett


alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Hace 19 años, Ferrocarriles Nacionales de México dejó de operar. Un par de años antes, inminente su desincorporación, la directiva de la empresa comenzó a deshacerse de su patrimonio, entre el que se contaba el Museo Nacional de la paraestatal, que tenía su sede en la antigua estación del Paseo Juárez, en la Angelópolis.

Hace 19 años, Ferrocarriles Nacionales de México dejó de operar. Un par de años antes, inminente su desincorporación, la directiva de la empresa comenzó a deshacerse de su patrimonio, entre el que se contaba el Museo Nacional de la paraestatal, que tenía su sede en la antigua estación del Paseo Juárez, en la Angelópolis.

El gobernador de Puebla era Manuel Bartlett, a regañadientes aceptó el comodato propuesto por la Secretaría de Educación Pública para hacerse cargo de las instalaciones, que llevaban una década convertidas en museo. “No se dan cuenta de las razones de Estado que mandatan el control de este sector estratégico para la economía nacional”, censuró al entonces director de FNM, Luis de Pablo Serna.

Paradojas de las privatizaciones neoliberales: las locomotoras usadas durante un siglo quedaron confinadas en los patios de maniobras de la vetusta estación poblana. Y allá podrían quedar confinados los vagones de El Olivo, el histórico tren utilizado por todos los presidentes emanados de la Revolución Mexicana, desde Plutarco Elías Calles hasta Gustavo Díaz Ordaz.

Exhibido en el Museo Nacional de la Comisión Federal de Electricidad (Mutec), en la segunda sección del Bosque de Chapultepec, El Olivo sería trasladado a Puebla para dejar más espacio al nuevo Museo Nacional de la Reforma Energética, que justo dentro de dos meses abrirá sus puertas.

La reconversión de este espacio requerirá de mil 323 millones de pesos y avanza a marchas forzadas. De esa cifra, 49.2% proviene de recursos del Fonadin-SHCP, y el resto de aportaciones de empresas del sector, en un esquema pari passu adoptado para salvar el proyecto, que estuvo a punto de naufragar, ante el cambio de panorama del sector energético y la caída del peso frente al dólar. A inicios del 2017 vino un ajuste que permitió —sin cambiar el carácter privado del fideicomiso— aportaciones del gobierno peñista.

La CFE —que Bartlett dirigirá a partir de diciembre próximo— no desembolsará un solo peso en el proyecto, aunque personal adscrito a su Dirección de Administración fue comisionado para “actividades de apoyo” para el secretariado técnico del fideicomiso del Mutec.

Esa empresa, en coordinación con SHCP y Pemex, está involucrada en la ejecución del proyecto Mutec. A la CFE particularmente le tocó asegurar las fuentes de financiamiento privado y participar en el comité técnico del Fimunet.

El fideicomiso Munet combina representantes privados (IEnova, Alfa, Kaluz, Diavaz, ICA, Union Pacific y la Egade Business School del Tec de Monterrey) con funcionarios públicos (CFE, Pemex, INEEL, Fonadin-Banobras y Secretaría de Energía) en un comité técnico, bajo la presidencia de Carlos Ruiz Sacristán.

El nuevo museo surgió de la “visión de líderes empresariales y gubernamentales” que en la última década impulsaron los cambios legales y administrativos que permitieron el reingreso de los capitales privados al sector. En el plan original se trataba de una megaobra más del sexenio peñista, con un presupuesto de 4 mil 630 millones de pesos. En la primera etapa, los empresarios recaudaron 236.5 millones de pesos que fueron empleados en la elaboración del proyecto ejecutivo arquitectónico y el esquema museográfico.

El proyecto fue dividido en cinco módulos: edificio principal, museografía, jardín tecnológico, edificio administrativo, estacionamiento y áreas verdes. Los tres primeros módulos son prioritarios y es necesario que se terminen tanto el edificio principal como el jardín tecnológico para la inauguración, en octubre, con una museografía temporal.

La remodelación del edificio principal requiere 338 millones de pesos, mientras que la construcción del jardín tecnológico absorberá 50 millones, 250 millones menos de lo planteado en el proyecto “ajustado”. La museografía costará 240 millones de pesos.

La remodelación del edificio administrativo —donde hasta hace no mucho el director de CFE y el titular de Energía tenían oficinas alternas— requerirán 181.4 millones de pesos y otros 277 millones serán erogados para recuperar las áreas verdes de la zona. En el proyecto original estaban presupuestados sólo 70 millones para este último rubro.

Bartlett tal vez no haga uso de esas instalaciones. El nuevo museo “será el legado cultural y educativo de la reforma energética y permitirá que la industria contribuya al desarrollo de niños y jóvenes mexicanos, inspirándolos a involucrarse en la ciencia y la tecnología”, revela un documento ejecutivo que circula profusamente entre los promotores de la remodelación del Mutec, “formará cuadros especializados en energía en un momento de transición significativa y alta demanda en el país”.

EFECTOS SECUNDARIOS

ENCUENTRO. Alfonso Navarrete Prida recibió este miércoles en el Palacio de Cobián a Olga Sánchez Cordero. El secretario de Gobernación saliente le ofreció una sucinta pero precisa explicación sobre las tareas de cada una de las cinco subsecretarías que integran la dependencia. De la plática quedaron excluidos los asuntos correspondientes a la seguridad pública.

¿FRUGALES? Más de 4,000 millones de pesos del presupuesto se fueron en los honorarios de los asesores contratados por diputados federales y senadores. Esa cantidad rebasó por 600 millones los fondos destinados al Seguro Popular en el 2018. Ante estos despilfarros es que la austeridad republicana propuesta por AMLO cobra sentido y dimensión, pero el éxito de esta propuesta depende de una reforma fiscal integral que además de ahorros contemple resolver el problema mayor: la insuficiencia de ingresos públicos y que pasa por el fortalecimiento de la recaudación, en todos los niveles, hasta la creación de un Consejo Fiscal. Si el próximo titular de la SHCP, Carlos Urzúa, pretende cumplir sus promesas de no crear nuevos impuestos, así como un ahorro de 500,000 millones de pesos del gasto, ¿la creación de un nuevo régimen presupuestal para el 2019 será el camino?

  1. ¿Corregidores, bajo fuego?

    En los canales de televisión de paga que transmitieron la función de box en Las Vegas del pasado 15 de septiembre —que tuvo como estelar al peleador tapatío Saúl, el Canelo, Álvarez— pudo verse, casi sin cortes comerciales, a una pléyade de famosos en el ring side. Las cámaras de HBO enfocaron a Lady Gaga, Will Smith, LeBron James y Charles Barkley, mientras que los programas de cotilleo de la televisión mexicana dieron cuenta de los famosos mexicanos, entre ellos, Jaime Camil, Paola Rojas, Verónica Castro o Prince Royce, quienes acudieron a la T Mobile Arena.

    Continuar leyendo