Serie 99 volverá a conquistar Europa

jose-luis-cuevas

José Luis CuevasBalón al óleo

Ver al que quizá es el mejor entrenador de todos los tiempos arrodillado, arruinado por la justicia del VAR, es tan confuso como pensar que toda derrota es un fracaso

TWITTER: @JLUIS_CUEVAS
FB: EL PINTOR
INSTAGRAM: @PINTOR_C

Una imagen dice más que mil palabras. Ver al que quizá es el mejor entrenador de todos los tiempos arrodillado, arruinado por la justicia del VAR, es tan confuso como pensar que toda derrota es un fracaso, sobre todo cuando en 90 minutos eres superior al rival, incluso en el marcador. 

Foto de Sport.

 

Josep Guardiola es para muchos el mejor entrenador de la última década (me incluyo), quizá para otros pueda ser el más revolucionario desde los tiempos de Cruyff y Sacchi, el juego posicional y su postura ofensiva su mayor virtud. Hace tiempo se hablaba que había que presenciar a Guardiola triunfando fuera de casa (Barcelona), sin Messi, sin Xavi, sin Iniesta, el técnico culé fue contundente en Alemania, sin embargo la Champions nunca fue lograda como D.T. Bávaro, fue tanta la distancia que puso en la Bundesliga a la hora de pelear por el título de liga que no faltó quien dijo “En Inglaterra no ganaría la Premier”, ya lo logró y depende de si para lograr el bicampeonato, no obstante, la crítica ha regresado tras un nuevo intento fallido en la Champions League. 

Foto de BBC

 

Si alguien revivió la imbatibilidad en el juego, al tiempo de demostrar que existe la perfección en el método, ese es Guardiola, dicen los que saben que  “Según el alcance es la exigencia”, por eso sorprendió la eliminación en la Champions League a manos del Tottenham, por ello volver a ganar la liga, la FA Cup y sumarlo con la Copa de la Liga recientemente obtenida sonará a fracaso, porque es Guardiola, un tipo que nos acostumbró a verlo arriba.

Dice Ruud Gullit “Guardiola no gana la Champions porque no tiene a Messi, eso hace una gran diferencia, cuando su Barcelona estaba apurado aparecía Messi”, otros como Jorge Valdano suelen ser más mesurados y sentencian “si tuviera que elegir una manera de perder elegiría la de Guardiola”, enfatizando su postura por siempre buscar la victoria y nunca especular. El propio Guardiola entiende el juego como pocos, y aunque en efecto y en el discurso no se manifieste, equipos como el Manchester City o el Bayern Múnich han sido confeccionados para ganarlo todo, y sí, el futbol es un todo, muchas veces caprichoso, otras veces poco entendible, sobre todo para los que solo destacan el resultado.

Foto de Sport.

 

La eliminatoria ante el Tottenham fue confusa, la pelota a veces da y otras quita, hace un año a los Spurs pareció quitarles ante una Juventus que avanzó sin mucha certeza, ahora al que le tocó pagar fue al City, y es que un global 4-4 ha dejado fuera a un equipo que apuntaba a ganarlo todo, justamente el mismo día que se despidió la Juventus ante una gran hazaña del Ajax.

Foto de Champions League.

 

“Sólo me juzgan en las derrotas” dijo Guardiola tras ganarle de nuevo al Tottenham este fin de semana (solo que ahora por la Liga Premier), y es que muchas veces el futbol tiene poca memoria, al final nos acordamos del que levanta el trofeo, Guardiola está en camino de levantar 3, sin embargo, algo le seguirá faltando, la exigencia de los de fuera es tal que analizamos poco la forma y sólo vemos el fondo, Agüero dejó ir el rumbo en la ida con un penal fallado en Londres, Guardiola nunca dejó de atacar y el VAR que sigue siendo tan perfectible,  así como para algunos dio al Tottenham (el gol de Llorente), en esa misma jugada bien le pudo quitar al City. Yo también, si tuviera que elegir una forma de perder, sería como la de Guardiola, un D.T. que de mantener su método, más temprano que tarde volverá a conquistar Europa.

 

Hasta la próxima