En cuestión de conceptos el futbol se juega más fácil, por ende, se entiende mejor. ¿Qué pasa en Barcelona?, ¿Cuál es la explicación para esta temporada que apunta al fracaso?, conceptos diría yo.

Dicen los fundamentos más internos de La Masía que “preservar el juego siempre será el mejor fichaje”, en el interior del Barcelona han querido quitar la infección tomándose una pastilla para el dolor de vez en cuando. Aunque el recambio generacional no es cosa menor, y desde mi punto de vista se han defendido en la gestión, se va haciendo normal, siempre culpar al entrenador. No es un secreto que en ese tipo de escuadras mandan las plantillas.

Foto de Barcelona.

Si analizamos la cantidad de jugadores brillantes que han tenido que colgar los botines, o emigrado, desde la irrupción del mejor fútbol culé (2008-2011), resulta entendible que no es fácil tener recambios de los tamaños de Iniesta, Xavi o el propio Messi, ya es el 2020. Decía Cruyff, uno de los precursores del juego blaugrana, que “el rondo, contiene todo lo que necesitas en el juego”, ¿El Barcelona de Setién se ha olvidado de hacer el rondo?, seguro, no es el primero, tampoco el único, en ese renglón, se está uniendo a la lista de entrenadores que han sufrido una “sobrepoblación” en ciertas zonas del campo, donde el canterano tendría que entrar para seguir con el rondo.

La irrupción del FC Barcelona en el nuevo siglo ha sido tal, que la cantidad de títulos ganados se ha convertido en una exigencia constante, los que abrieron esta brecha como Frank Rikjaard, en su momento sufrieron indisciplinas de la plantilla, después de todo, no todos los éxitos del club tienen que ir de la mano de La Masía, al menos no en ese 2006. Guardiola mismo sufrió una sobrepoblación de estrellas y tuvo limpiar la casa, Ronaldinho y Deco, en primera instancia, después, y tras no adaptarse al origen de la casa, jugadores como Yaya Toure, Zlatan Ibrahimovic o el propio Thierry Henry, también tuvieron que partir. Es quizá Pep, el que mejor ha entendido la cultura culé, ademas, que tuvo una columna vertebral en lucidez total.

Foto de Barcelona.

Aunque con Luis Enrique cambió el sistema, algunos fundamentos básicos de La Masía se mantenían, todo jugador entendía la importancia del “rondo” y la “preservación del juego”, también es cierto que Xavi e Iniesta seguían en exhibición. Los que han querido cambiar algo, o alinear a fichajes que salieron caros, los que no han sabido gestionar el vestuario o traicionado la filosofía, han salido por la puerta de atrás, Quique Setién tendría que verse en el espejo de Gerardo Martino y Ernesto Valverde.

Hoy Barcelona se aleja de La Liga, no obstante, y lejos de dramatizar, esta temporada está llena de inconsistencia relativa de los grandes,  Real Madrid y Barcelona han fallado mucho en el camino, con todo y ello, tienen 10-11 puntos de colchón, en relación al tercero. Esta temporada ha estado tan llena de altibajos, que el que menos se equivoque en el tramo final, terminará festejando. En la actualidad y tras los últimos empates del Barcelona, el proyecto Setién pende de un hilo, en Barcelona siguen sin entender que el problema es de fondo, todos se han olvidado del rondo, cuando la cantera entra al quite (Fati y Puig), la directiva, la prensa y la afición no entiende por qué no juega Griezmann o Arthur, se han olvidado del rondo, la Directiva se ha enajenado en comprar para competir, Griezmann estaba de más, Braithwaite no era necesario, se ha llegado a hablar de un plantel corto, lo que se escucha en Barcelona contrasta con su origen, se han olvidado del rondo, preservar el juego por encima de ganar como sea, es la mejor escuela, a Setién solo le exigen ganar, el nuevo siglo los acostumbró, SE HAN OLVIDADO DE LOS CONCEPTOS.

Foto de Barcelona.

HASTA LA PRÓXIMA

TWITTER: @JLUIS_CUEVAS

INSTAGRAM: @Pintor_Cuevas

FACEBOOK: EL PINTOR