Minuto a Minuto

Nacional El cuento de AMLO: él gana, ella perdería
Pero eso es López Obrador, ese ha sido y ese seguirá siendo, metido hasta el  tronco en el proceso electoral, violando la ley, negándolo y reiterando su retiro, del que tanto insiste que no acaba de convencer, pues es un adicto al poder
Nacional Miembros de la comunidad cultural llaman a votar por Xóchitl Gálvez
Personalidades de la comunidad cultural consideraron que las próximas elecciones del 2 de junio será una confrontación entre el autoritarismo y la democracia, en medio de “una coyuntura muy peligrosa”
Nacional #Video Se desata riña entre policías en Campeche
Se desató una riña entre policías en Campeche porque un grupo de agentes exigió el pago de sus sueldos
Nacional Candidata de MC en Álvaro Obregón declina a favor de Morena en debate
La candidata de Movimiento Ciudadano (MC) a la alcaldía Álvaro Obregón, declinó a favor de Morena en pleno debate
Deportes Antonio Brown, campeón en el Super Bowl LV, se declara en quiebra a los 35 años
Brown firmó en 2019 un contrato por 50 millones de dólares con los Raiders, equipo del que fue despedido antes de debutar

El Senado mandó ayer por un tubo la propuesta presidencial para que Jenaro Villamil cobre cinco años como Presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano. De lo último que hizo fue ir a Cuba a recibir clases de democratización de medios.

Y de lo primero que haga, tras abandonar el cargo, debería ser explicar ante las autoridades por qué asignó dos veces la construcción de unas antenas de radiodifusión que jamás existieron, en Acapulco y en Taxco, Guerrero.

También, sus viajes de fines de semana a su tierra Mérida, Yucatán, con cargo al erario, tal como lo pescó Latinus; mientras publicaba en sus redes sociales fotografías con familiares y en visitas a sitios arqueológicos y playas.

Era de esperar que el presidente cabildeara la ratificación de uno de sus más fieles propagandistas. Era un deber moral, pues, por su jefe, Jenaro Villamil no tuvo rubor en quitarse el disfraz de periodista “independiente” para lamer las suelas del poder.

De hecho, sin vergüenza alguna, el otrora aguerrido Jenaro Villamil fue hace un mes a Cuba a defender la mordaza del régimen a los periodistas, cuando en México vivió siempre con bandera de luchador contra la mordaza del régimen a los periodistas.

El funcionario comprador de antenas fantasma y con chequera del erario abierta, viajó a La Habana para firmar acuerdos de colaboración de medios, con un gobierno que mantiene periodistas presos por escribir lo que la considera “propaganda enemiga”.

Además, mientras su jefe, aquí, acosa y denuesta a periodistas y medios que lo critican. “El ser atacado por el presidente en público tiene consecuencias negativas y en ocasiones dolorosas para sus víctimas”, describe uno de los atacados, Jorge G. Castañeda.

Pues hasta Cuba fue Jenaro Villamil a crear programas conjuntos y hacer intercambios entre emisoras y canales de TV de ambos gobiernos. Un cínico, pues en Cuba está prohibido hacer periodismo con “enfoque contrario al sistema social y político vigente”.

En eso quedó el trabajo de Jenaro Villamil, desde que asumió al cargo de propagandista pagado del actual régimen, desde el 14 de febrero de 2019 hasta el 14 de febrero de 2024. Penoso final para quien vivió toda su vida con el cartelito de critico el poder.

Y que practicó el amiguismo que tanto condenó antes. Cómo olvidar que colocó a su protegido David Alexir Ledesma como coordinador de comunicación en Conacyt, aunque apenas era pasante de la carrera, y su único mérito haber sido editor su portal noticioso.

Y, como lápida, queda la despedida que le dio ayer Ricardo Salinas Pliego:

“Vamos a tener en cuenta que es usted un mentiroso, rencoroso y que presenta y cobra proyectos fantasmas”.

Para nada, deja buen legado Jenaro Villamil.