Entrado en la segunda parte de su mandato legal, el presidente arrecia su embestida contra los resortes de la democracia que usó para ganar la presidencia de la República: ataca a personas, pero es en realidad contra las instituciones que aún lo hacen cierta resistencia.

Fustiga a Córdova y Murayama para ya apoderarse del INE, como de la Corte; persigue a la alcaldesa opositora Sandra Cuevas para que su candidata a sucederlo tenga la alcaldía más rica del país; hostiga a Loret y Chumel, pero es un aviso a los dueños de medios que aún no se le cuadran del todo.

Por lo mismo, ataca a “Mexicanos contra la Corrupción”, después de que usó las investigaciones de ésta para argumentar sus discursos de campaña y apuntalar sus debates contra los otros candidatos durante el proceso electoral.

Ahora le pide oficialmente al gobierno de Estados Unidos que considere suspender el apoyo financiero que proporciona a “Mexicanos contra la Corrupción”. Pero bien que como político opositor se colgó de su trabajo, sin importarle quien lo pagara.

Veamos, cuantas investigaciones de “Mexicanos contra la Corrupción” agarró de bandera como político opositor:

–En 2017: Investigación sobre 128 empresas fantasma a través de las cuales el gobierno desvió más de 400 millones de dólares mediante una red de desvíos de dinero que involucró a 11 dependencias del Estado.

–En 2017: La clasificación del menos de 20 por ciento de los homicidios dolosos de mujeres como feminicidios.

–En 2017:Destape de los pagos ilícitos de Odebrecht iniciados en México en el año 2006, y que incluyó entre decenas de casos un sistema secreto de operaciones una transacción con Altos Hornos de México por tres millones 703 mil 540 dólares.

Igual utilizó a su favor los pronunciamientos del Parlamento Europeo contra acciones de gobiernos mexicanos anteriores al suyo, pero ahora acusa a sus 705 miembros electos de ser borregos reaccionarios, porque lamentaron la situación de los periodistas, el Estado de derecho y la justicia en México.

Veamos, cuantos pronunciamientos del Parlamento Europeo agarró de bandera como político opositor:

–En 1994: Varias resoluciones sobre la rebelión en Chiapas y el enfrentamiento de ésta utilizando al Ejército por parte del gobierno mexicano.

–En 1995: Resolución sobre la continuación de la violencia del gobierno mexicano en Chiapas

–En 1995: Resolución sobre la matanza de Aguas Blancas

–En 2007: Resolución sobre asesinatos de mujeres en México

–En 2010: Resolución sobre la escalada de violencia en México

–En 2014: Resolución sobre la desaparición de 43 estudiantes de la Normal  Ayotzinapa en Iguala, Guerrero.

Pero no sólo es el asalto a la democracia, anulando las instituciones. Es que está descalabrando el orden constitucional. Y lo tiene al límite.