Llegó otra medida que afecta a los pobres de parte, sin embargo, del gobierno que llegó al poder con el lema de Primero los Pobres: ayer eliminó el programa Escuelas de tiempo completo, donde tenían su primer alimento del día 3.6 millones de niños pobres.

Antes, desde su llegada al poder, este gobierno eliminó el subsidio a nueve mil 125 estancias infantiles, que mejoraban la calidad de vida no sólo de los niños: también de madres, por brindarles la posibilidad de empleo, salud mental, salud física e ingresos.

En  lugar de financiar aquellas estancias infantiles, lo que hizo el gobierno fue entregarle mil 600 pesos en la mano a las madres para que ellas, o las abuelas, cuiden a los niños. La mayoría de las madres quedaron obligadas a abandonar sus empleos.

Pero, mientras el gobierno sacó del aire el programa Escuelas de tiempo completo y las estancias infantiles, le dio en el Presupuesto para este año más de 800 millones de pesos a las guarderías infantiles con las que hace negocio el Partido del Trabajo.

El eslogan de Primero los Pobres quedó apenas en eslogan: en tres años del actual gobierno aumento en seis millones el numero de nuevos pobres; y la eliminación de las escuelas de tiempo completo y las estancias afectan a niños que viven en alta marginación.

Pero este gobierno no llegó al poder sólo con la consigna de Primero los Pobres. También llegó al poder con la promesa de eliminar la politiquería y los compadrazgos. Sin embargo, a su partido aliado, el PT, le mantiene sus guarderías, aun siendo nidos de corrupción.

El PT extravió, durante el sexenio pasado 100 millones de pesos que le dio el gobierno federal para 13 de esos Centros de Desarrollo Infantil en Nuevo León, que son públicos, pero los gestiona el PT. El dinero jamás llegó a las guarderías. Pero no hubo consecuencias.

“Recibimos el recurso de la Federación y lo depositamos en la cuenta que de los CENDIS, pero yo no sé si Beto (Alberto Anaya, dueño del PT) o Lupita (su esposa) hayan distraído el recurso en otra cosa”, dijo el gobernador de Nuevo León.

La Procuraduría General de la República hasta abrió una investigación por lavado de dinero contra Lupita (Guadalupe Rodríguez Martínez) y Héctor Quiroz García, dirigente del PT en Aguascalientes, quien llegó a ser detenido.

La pesquisa de desvaneció como parte de los acuerdos pre y post electorales que tuvieron el gobierno de entonces y el entrante, pues el PT llegó al gobierno como parte de la coalición ganadora de las elecciones de 2018.

Total, para que ahora el nuevo gobierno acabe de un tirón con 25 mil escuelas de niños pobres.

Así de fácil.