* Las cuentas alegres de la titular de la SSPC contrastan con la cruda realidad

* El embajador Esteban Moctezuma ni suda ni se acongoja… es más ¡ni trabaja!

* Recibió Ricardo Monreal a delegación de Parlamento Europeo

NO ENTIENDE QUE NO ENTIENDE.- La potosina Rosa Icela Rodríguez Velázquez, responsable de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del Gobierno Federal, se comporta igual que su jefe, el Presidente Andrés López Obrador: Un día sí y otro también se empecina en negar la realidad. Por lo tanto, se rehúsa a combatirla. Pero eso sí, cada que se presenta en la conferencia mañanera de Palacio Nacional llega con su cargamento de gráficas y estadísticas para apantallar a la concurrencia. Como si se tratara de una avezada maestra de educación básica frente a sus inocentes escolapios, doña Rosa Icela se deja ir como hilo de media con datos, cifras y números que, la verdad, ni siquiera ella los cree. Ayer lunes, para variar, se presentó frente a millones de mexicanos para jurar y perjurar que “hay buenos resultados en materia de seguridad”, que la incidencia delictiva del fuero federal está a la baja, que los homicidios dolosos y los feminicidios están disminuyendo dramáticamente y que el robo y la violencia familiar están en vías de extinción en nuestro país. Pero ¿qué creen?, nuevamente la titular de la SSPC hizo caravana con cifras copeteadas, manipuladas y convenientemente ocultas, porque en México de cada 100 delitos que se cometen sólo un 6.4% son denunciados ante las autoridades y de cada 100 crímenes denunciados únicamente 14 son sentenciados. ¿De qué combate a la impunidad nos está hablando? *** Asimismo, a estas alturas no se vale que ni el Presidente López Obrador y sus subordinados nos vengan con la cantaleta de que todo lo que les sale mal es producto de herencias conservadoras y neoliberales. Y el número más escalofriante de todos es el siguiente: En toda la administración del penúltimo Presidente de México, me refiero a Enrique Peña Nieto se cometieron nada menos que 89 mil asesinatos y en lo que va de la gestión de López Obrador, poco más de tres años (38 meses), ya se rebasaron las 111 mil ejecuciones. ¿Con qué argumento quieren sostener que la política de los “abrazos… no balazos” está funcionando? Y eso de que “en México ya se terminaron las masacres” no es más que un mito genial, porque mientras desde el Gobierno han caído en una irresponsable inacción justificando que “se están matando entre malandros”, lo cierto es que a diario mueren mexicanos inocentes. Otra cosa: doña Rosa Icela presumió que el delito del feminicidio está a la baja y eso es falso. El número de feminicidios ocurrido en enero de 2022 es el mismo que se presentó en 2021 y lo mismo sucede con los casos de violencia familiar, que son exactamente lo mismo. En contraparte, las extorsiones (23%) y los secuestros (24%) han aumentado y eso se puede cotejar con las cifras que proporciona el mismo gobierno a través del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). Y mes tras mes doña Rosa Icela siempre sale con lo mismo: Marearnos con sus cifras alegres.
TIBIEZA DIPLOMÁTICA.- La guerra de dimes y diretes entre el Presidente Andrés López Obrador y aquellos que el Primer Mandatario considera enemigos de su régimen está a todo lo que da. Con los de adentro y con los de afuera. Esta vez le tocó al legislador por Texas, Ted Cruz, a quien calificó de “metiche” y “chueco” por los señalamientos que hizo referentes a los constantes ataques que sufren los periodistas mexicanos desde el púlpito presidencial. Y a propósito de esta situación, ¿qué opina el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma Barragán?, ¿qué acciones oficiales diplomáticas ha emprendido el ex titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y ex empleado del Grupo Salinas ante las autoridades estadounidenses para solicitar este tipo de injerencias? Pues fíjense ustedes que ninguna… o casi ninguna. Hace tres o cuatro días don Esteban emitió una carta abierta en la que reprochó a don Ted por sus críticas al gobierno amloísta y hasta ahí. En esa misma misiva lo invitó a extender su visión hacia el resto del mundo (incluida América Latina y, por ende, México) para descubrir una realidad diferente y bla bla bla… Lo cierto es que la presencia de nuestro embajador al norte del río Bravo está mu,y pero muy opaca, bastante lejos de la expectativa. Tanto, que quien se encarga de sacar las castañas de la lumbre cuando a México se le presenta alguna desavenencia internacional es el canciller Marcelo Ebrard Casaubón, a quien muchos consideran el verdadero mandamás en temas de política externa, por lo que embajadores y consules hasta ahora sólo se la han llevado de a pechito y sin justificar sus caros nombramientos.

A FAVOR DE UNA RELACIÓN MÁS PRÓSPERA.- Y a propósito de temas internacionales, este martes el presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) de la Cámara Alta, Ricardo Monreal Ávila, sostuvo una reunión con una delegación del Parlamento Europeo, a quienes les explicó que desde el Congreso mexicano se construye un orden legal que brinda certidumbre jurídica, respeta el Estado de derecho y cuida las inversiones; asegurando que el Senado le dará seguimiento al proceso de modernización del Acuerdo Global entre la Unión Europea y México, a fin de evaluar sus alcances e impacto, pues este nuevo esquema comercial tiene y debe traducirse en mayor bienestar para las personas y crear más oportunidades para las empresas. Además, el politico zacatecano destacó que este nuevo acuerdo sentará las bases para un futuro más próspero y dotará de mayor certidumbre a la relación comercial de México con Europa, con mayor dinamismo y apertura, siempre priorizando el cuidado de las inversiones nacionales y extranjeras.

HOMBRE PREVENIDO, VALE POR DOS.- Muy bien bajado ese balón por parte del coordinador nacional de Movimiento Ciudadano (MC), Dante Delgado Rannauro, de hacer a un lado al bufón televisivo Roberto Palazuelo Badeaux como candidato a la gubernatura de Quintana Roo. De haberlo sostenido, los naranjas habrían pagado una factura muy cara.

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx
[email protected]
Twitter: @yalessandrini1