Cuando ganó la elección para dirigir al PAN venciendo a Roberto Gil, pocos pensaban que Gustavo Madero resultaría un político tan eficaz, después de perder la elección presidencial del 2012 y en la que su partido se desplomó, sí, desplomó al 3er lugar siendo gobierno, se abrió un debate natural buscando culpables, en el que había dos posturas: la que cuestionaba a la candidata por no defender el gobierno de Calderón, y quienes reclamaban a Calderón el poco apoyo a su candidata. Al final permeó más el segundo argumento que fortalecía al grupo que se formaba alrededor de Madero. Ya con la derrota a cuestas, inicia su actividad política como si fuera ajedrez, primero pospone el Consejo Nacional de su partido, para que no se realizara cuando aún gobernaba Calderón y firma un Pacto por México donde impone agendas que históricamente había perseguido su partido; luego hace una depuración de los militantes en una jugada arriesgada eliminando casi a 80% del padrón del partido con la intención de eliminar de él a quienes él calificó de “chambistas”, que se anotaban solo para tener empleo con el gobierno panista; destituye al coordinador de los senadores de su partido, que era abiertamente el líder de un grupo que defendía a Calderón y cuestionaba su acercamiento con el presidente Peña Nieto. Se lanza a la reelección contra Cordero, precisamente la cara más visible del grupo opositor, y logra ganar.

¿Qué ha ganado?, no es poco, los comicios del 2013 fueron muy favorables para su partido, ganando en alianza con el PRD la única gubernatura en juego y recuperando capitales y ciudades importantes en el país; las reformas aprobadas son casi todas agendas propias de su partido, como la reforma energética, donde lograron incluso una reforma más grande que la que originalmente planteaba el gobierno, y dentro de ellas, la única reforma que no apoyaron, la fiscal, será claramente su tema para la campaña intermedia del 2015. Después del derrumbe de 2012, ya es claro que recuperó la posición de segunda fuerza electoral del país.

¿Y ahora?, pues resulta que en su diseño para llegar a la presidencia de México se encuentra ser diputado federal y coordinar a la bancada, y para ello pidió ya licencia para ser legalmente elegible, probablemente participará también en la toma de decisiones sobre todas las candidaturas a diputados, alcaldes y gobernadores donde formará al equipo que lo acompañe, si todo resulta como hasta ahora seguramente no tendrá problema para ser el coordinador de su bancada. Pero ¿le alcanzará para la candidatura?, el PAN no es fácil de prever, sus contiendas son siempre competidas y sus militantes impredecibles, sin embargo Gustavo Madero se ha colocado como el aspirante más firme a la candidatura presidencial, a veces aparece la ex primera dama y otras el gobernador de Puebla, ambos sin tener aún mucha fuerza, seguramente aparecerán otros, pero Madero es el más visible.

Bravo por los estudiantes

Soy egresado de una escuela técnica y un tecnológico regional, y tengo cursos en una escuela del Politécnico, por ello no puedo sentirme sino orgulloso de las marchas de la semana pasada, desde la banqueta vi pasar a estudiantes de esa institución pacíficos, ordenados, tolerantes a las ofensas y moderados a los aplausos que se les daban, convencidos de que peleaban por la educación, sin permitir ser infiltrados por otros grupos más interesados en cuestiones políticas que en educativas, escuchando con atención la respuesta del secretario de Gobernación; esa es la juventud que quisiera para el país, no la que se deja manipular con discursos fáciles, sino la que propone y no destruye, ese martes 30 de septiembre recuperé mucho de la confianza en el futuro.

Guerrero

Se suma Guerrero al espectro de las tragedias nacionales, hemos visto masacres y encontrado fosas en Tamaulipas, Coahuila, Chihuahua, Sinaloa, Michoacán, Jalisco, etcétera, pero ahora lo que pasó en Iguala muestra lo que ya mucho se dice, el involucramiento del crimen en la política y en las policías, tal como parece suceder en Iguala. La desaparición y tal vez asesinato de estudiantes normalistas es un acto más de barbarie, difícil de explicar con argumentos racionales, no hay una razón entendible para ello y generó lo que ya algunos pedían, la intervención del gobierno federal para apoyar a las autoridades locales, que se han mostrado poco aptas para enfrentar al crimen.

El próximo año hay elecciones en todo el país pero además se renuevan autoridades locales en 17 estados, entre ellos algunos como Guerrero, Michoacán o Sonora, los partidos hasta ahora han postulado a candidatos con los que podrían competir, sin ver que a veces esos candidatos tienen ligas poco claras y que terminan en desastre, eso pasa en todos los partidos y una semana lo observamos en Iguala Guerrero y en Querétaro, donde al detener a un gran capo del narcotráfico estaba acompañado por un cómplice militante del PVEM.