Por estos primeros 16 años en Milenio, pero en privado, que serán más.
Florestán.

 El martes pasado, el presidente López Obrador ciceroneaba por palacio a los reporteros que cubren sus actividades y recordaba que para el mitin en Zócalo, después de perder las elecciones de 2012, había pensado anunciar su retiro de la política, que hasta escribió un borrador pero después pensé que mejor no, pues iban a hacer fiesta y pensé todavía puedo hacer algo, seguí adelante y ustedes ya conocen la historia presente.

            Y de repente de aquella crónica del pasado saltó al presente: Pero sí, ya no puedo más. O sea, cierro mi ciclo, me retiro y ya no vuelvo a participar en nada que tenga que ver con la vida pública, nada de nada, y habló de lo que iba a hacer después para salir adelante: voy a ejercitarme, a caminar, a leer y a escribir…

            Y en eso estaba, cuando dijo lo importante, la última línea, la excepción a todo lo anterior, el mensaje real:

            No quiero participar. Solamente que hubiera una cuestión por la Patria.

            Esa, para mí, es la parte clave del mensaje del martes; que se retira de la vida pública a menos que una cuestión por la Patria lo reclame de regreso.

            Esta frase alcanza otra dimensión cuando su bancada en el senado lo ha proclamado encarnación, cabeza y símbolo de la Patria, la Nación y el Pueblo.

            Por lo demás, con revocación o ratificación, no podrá irse ni antes ni después del mandato constitucional del 30 de septiembre de 2024.

            Lo demás que él diga o los suyos loen, es accesorio.

            Ni un día antes, ni un día después.

            RETALES

  1. ILEGAL.- El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, fue puesto en su lugar por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que declaró inconstitucional su arma política de ultrajes a la autoridad, en el que caben todos sus rencores y tiene en la cárcel a centenares de personas. Todavía la noche anterior, su bancada en Xalapa proponía mantenerlo pero ayer el máximo tribunal constitucional lo declaró inconstitucional. Así los gobernadores de Morena en los tiempos estelares de la 4-T;
  2. CANDADO.- Hay quienes piden, sus razones tendrán, que el Senado no apruebe la designación de Claudia Pavlovich como cónsul general en Barcelona. Lo que pasa es que los consulados generales ya van en automático por la reforma Herrera, que fue la que se hizo cuando Enrique Peña designó a Fidel Herrera para ese cargo, y como no iba a pasar, se cambió la ley y eliminó el requisito senatorial; y
  3. CRECIMIENTO.- Ayer el presidente repitió que la economía está creciendo, pero el INEGI tiene otros datos. En 2019 el PIB cayó 0.1 por ciento; en 2020, por la pandemia, se desplomó 8.4 por ciento; en el 2021 creció solo 4.8 por ciento, es decir, su gobierno acumula una caída de 3.6 por ciento en relación a 2019 y de 5.6 respecto a 2018. El saldo de este año seguirá siendo negativo y a ver si empareja en 2023.

Nos vemos mañana, pero en privado.