Minuto a Minuto

Nacional Alcaldesa Abelina López toma protesta a Eduardo Bailleres como nuevo secretario de Seguridad de Acapulco
Eduardo Arturo Bailleres tomó protesta como nuevo secretario de Seguridad de Acapulco, Guerrero
Nacional SSC-CDMX realiza investigación interna por asesinato de Milton Morales
Las autoridades capitalinas y mexiquenses se coordinan para investigar el asesinato del comisario jefe de la SSC-CDMX Milton Morales
Internacional Jill Biden agradece la confianza que se puso en su esposo y pide mismo apoyo para Harris
Jill Biden agradeció en sus redes la confianza que el pueblo estadounidense puso en su esposo, el presidente Joe Biden
Nacional Se forma la tormenta tropical ‘Bud’, la segunda de la temporada en el Pacífico
El pronóstico es que Bud se convierta en una depresión tropical, una categoría por debajo, a partir de la media noche del jueves al viernes
Internacional Trump describe a Harris como la extrema izquierda en su primer mitin como contrincantes
Donald Trump se refirió a la vicepresidenta como "Lying Kamala Harris" y criticó su trabajo en la Casa Blanca

A la par del avance de la noticia de la renuncia de Gustavo Madero a la presidencia del PAN y el arribo de Ricardo Anaya como relevo, comenzó a correr también la versión que pedía estar alertas, porque se “deslizaría por ahí una grabación demoledora” de Anaya con Miguel Ángel Yunes, que iba a dejar muy mal parado al nuevo líder panista.

Según esto, la grabación (no se aclaraba si era audio o video) tendría que ver con hechos relacionados con Veracruz (no se aclaraba si eran cuestiones políticas, de negocios o personales).

Y tendría tal contundencia que el propio gobierno federal estaría operando a tope para evitar que se difundiera. ¿Pues qué se dicen Ricardo Anaya y Yunes como para despertar tanta preocupación?

Si existe y alguien está decidido a que se conozca, el material aparecerá en internet, las redes o algún medio, por más que el mismo Presidente de la República se empeñe en impedirlo. Es el signo de los tiempos: no se castiga con castigos, sino con el ridículo.

Y el ridículo, lo hemos visto desde 2004 (tomo como punto de partida el caso del Niño Verde), es despiadado, brutal, casi nadie lo sobrevive. Una vez que muerde a alguien, no lo suelta. Si quieres aniquilar a un adversario, a un enemigo, grábalo y exhíbelo. Es eficaz, barato y prácticamente no conlleva riesgo.

No me sorprende la degradación, el espionaje obsceno ni esa ilegalidad que busca los juicios sumarios y el linchamiento ipso facto. Lo increíble es la candidez de personajes públicos que, sabiendo que pueden ser grabados, hablan y actúan como si fueran invisibles. Indestructibles.

Suerte a Anaya y Yunes.