Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Poco a poco…

victor-mendoza1

Víctor Mendoza LambertEl Serrucho

Sobra decirlo, el coronavirus estará siempre, estará de por vida y lo que reste de ellas, quizá con menos intensidad, pero aquí estará

No sé ustedes, pero hay días en donde uno amanece de buen ánimo, propositivo, entusiasta, con ganas de hacer cosas que valgan la pena y no ciclarte en este ambiente tóxico que nos quieren envolver mañana a mañana y día a día.
Es por eso que poco a poco debemos de ir intentando salir de este difícil momento de pandemia, ya más de un año de convivivir con un virus que sí te descuidas te mata, más de un año y ya es tiempo de comenzar a pensar en producir, en reaccionar, en generar cosas que te hagan feliz y además que te puedan ofrecer un beneficio, por supuesto sin exponer tu vida.

Sobra decirlo, el coronavirus estará siempre, estará de por vida y lo que reste de ellas, quizá con menos intensidad, pero aquí estará. Vendrá la tercera ola y luego la cuarta y más tarde la quinta, de eso no debemos tener la menor duda, lo importante es saber cómo podemos adaptarnos y qué debemos hacer ante ello.
Además de vacunar a los que más se pueda, ya se debe de ir pensando con seriedad cómo regresar a clases, cómo regresar a las oficinas, cómo viajar, cómo abrir todos los espacios turísticos.

Nuestra mente debe enfocarse en desarrollar y habilitar lo necesario para ofrecer un buen servicio, vemos cómo en ciudades importantes de los Estados Unidos los niños y jóvenes han regresado a sus escuelas, es cierto, menos horas clases, menos alumnos dentro de las aulas, se aprovechan espacios libres para impartir el conocimiento, pero al final del día se regresa a esos espacios habilitados para enseñar.
En los centros de trabajo, la gran mayoría, me refiero a los que no cerraron, ya están laborando, no como se hacia antes, pero ahí están, compartiendo horarios y en algunos casos dividiendo el tiempo de trabajo entre la oficina y la casa, pero se está haciendo algo para seguir produciendo y parcialmente se regresó a lo cotidiano poco a poco.

Los restaurantes ya operando, no con los aforos de antes, obvio entenderlo, pero ya puedes entrar a muchos de ellos, te atienden bien, el personal te cuida y se cuida, y la vida poco a poco vuelve a lo que hemos llamado “la nueva normalidad” que por cierto y debemos decirlo, comenzamos a acostumbrarnos ¡a poco no!.

Así que muy importante enfocarnos en qué hacer para mejorar, para vivir lo que resta de nuestras vidas buscando ese objetivo que siempre lo tuvimos, me refiero a la felicidad, y para ello debemos de ir haciéndolo poco a poco.

Poco a poco debemos de cambiar, no estoy diciendo que debemos salir y hacer lo que queramos, no, precisamente es lo contrario, es hacer algo importante que no afecte a nadie y que yo me sienta mejor.

No se trata de romper las reglas, se trata de hacer las nuevas reglas, se trata de generar ánimo entre el círculo que te rodea, tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo, es tiempo de regresar a buscar objetivos viables donde no arriesguemos la vida, pero debemos hacer algo.

Si vacunarte te da tranquilidad, pues vacúnate, sino no tienes la edad, pues busca lo más rápido posible esa vacuna, si la tienes que conseguir en otro lugar ponlo como objetivo, debemos pensar que mucho o poco de lo que tengamos debe de ser para saber vivir la nueva vida, sí, la nueva vida qué poco a poco debemos de regresar a ella.
Ya basta de quejarnos y de permitir que nos intoxiquen, es tiempo de regresar a buscar el objetivo central. Es tiempo de buscar nuevamente la felicidad, aunque sea poco a poco.

De ida
A propósito de volver a comenzar, interesante ver lo que están haciendo las grandes compañías navieras del mundo que manejan los enormes y gigantes barcos, me refiero a los cruceros que ya pronto estarán zarpando, por supuesto nada que ver lo que conocimos, pero ya se verán de nuevo.

Llevarán menos pasajeros, subirán vacunados, pues están negociando con las empresas para comprar vacunas y ponerlas a quienes no la tengan y estén listos para abordar.

Tendrán que mostrar prueba negativa de covid antes de subir al barco, además de qué ya zarpando tienen la obligación de realizarse entre dos y tres pruebas más dependiendo el trayecto. No podrán bajar en cualquier lugar y tener contacto con personas como sucedía antes, a donde lleguen les prepararán el ambiente del lugar evitando tener contacto directo con desconocidos.

A fin de cuentas esos barcos se convertirán en enormes burbujas en donde convivirán sólo los que estén identificados libres del virus.

Claro, habrá problemas, pero se irán solucionando, el tema es regresar poco a poco a la nueva normalidad.

De vuelta
O qué me dicen de países como el Reino Unido, donde se está organizando tener la cartilla de vacunación para llevar a cabo eventos donde solo estén personas que se aplicaron la vacuna.

La idea es disfrutar de un buen evento deportivo, o de un concierto y saber que quienes te rodean están vacunados y por lo mismo con bajas posibilidades de contagios y si llega a existir pues sin nefastos resultados.

El otro tema pendiente es que los jóvenes ya comiencen a vacunarse y que entiendan lo importante de ello, pues debemos de aceptar que las generaciones de los 35 para abajo son pocos los que tienen interés por aplicarse la vacuna.

Lamentablemente las nuevas estadísticas nos están mostrando que morirse por covid no es de viejos, ahora ya se ven más contagios entre jóvenes y lamentablemente más fallecimientos.

Aserrín
Después de más de un año asistí a una boda de la hija de queridos amigos, me dio mucho gusto ver qué la gran mayoría de los ahí estábamos, al menos los de la mesa que me tocó estar, ya teníamos la vacuna, en su primera o segunda dosis.
Mi primer pensamiento fue, ya vacunados, intentaremos recuperar nuestra vida poco a poco.

Víctor Mendoza Lambert, director de Grupo Entre Todos
Correo: [email protected]
Twitter: @VictorMendozaL
Facebook: Victor Mendoza Lambert
WhatsApp: 6624335077

Menú de accesibilidad