Oficialmente, son seis los periodistas asesinados en México, en lo que va del año, pero 55 desde que comenzó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en diciembre de 2018.

Esto, además del acoso, el hostigamiento, la estigmatización y las descalificaciones presidenciales han provocado un ambiente adverso para el ejercicio periodístico y severas críticas dentro y fuera del país a las que se ha respondido con desdén y con un lenguaje pendenciero y bravucón, lejano al de diplomáticos y estadistas.

Sobre la ejecución de los colegas, Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública, informó en la Mañanera: “Durante el presente año ha habido seis homicidios de periodistas, de los cuales al momento se cuenta con 16 detenidos, de los cuales 16 están vinculados a proceso penal. Únicamente en el caso de José Luis Gamboa no hay detenciones, que fue un evento del pasado 10 de enero, pero vamos a continuar trabajando para que pueda haberlos a la brevedad, y el caso reciente de hace dos días de Armando Linares, ya están identificados los autores materiales”.

Porque ignorarlos sería revictimizarlos, ellos son:

° 10 de enero. Veracruz. José Luis Gamboa Arenas, director del medio digital Inforegio. Daba difusión a problemas de inseguridad y temas políticos. Fue asesinado en un supuesto asalto en el Puerto de Veracruz.

° 17 de enero. Baja California. El fotoperiodista Margarito Martínez Esquivel, quien colaboraba para distintos medios locales, impresos y digitales, en Tijuana, fue asesinado a balazos a las afueras de su casa. Margarito Martínez Esquivel trabajaba como reportero gráfico para portales como Semanario Zeta, Cadena Noticias, Pulso Ciudadano, La Jornada Baja California y Punto Norte, entre otros.

° 23 de enero. Baja California. Lourdes Maldonado fue asesinada a balazos en Tijuana, Baja California. Lourdes había denunciado amenazas en su contra ante el propio presidente. Tres días después de su muerte, miles de periodistas de todos los estados se manifestaron para exigir justicia por los asesinatos de informadores y para que se ponga fin de la violencia.

° 10 de febrero. Oaxaca. Heber López Vázquez, de 39 años, dirigía el sitio “Noticias Web”. Fue baleado al salir de un estudio de grabación en Salina Cruz. Cubría noticias sobre corrupción y había recibido amenazas desde 2019.

° 4 de marzo. Zacatecas. El reportero Juan Carlos Muñiz, del medio Testigo Minero, fue asesinado a balazos en el municipio de Fresnillo. Zacatecas es uno de los estados más golpeados por la violencia del narcotráfico en México, debido a una guerra entre los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, según autoridades y analistas.

° 15 de marzo. Michoacán. El periodista Armando Linares, director del portal Monitor Michoacán, fue asesinado en Zitácuaro, convirtiéndose así en el sexto comunicador víctima de homicidio en el país, en lo que va de 2022.

Tristemente esto no terminará ahí y los que sigan se convertirán en un número más de la estadística, pues morirán inútilmente.

Poco cambiará mientras siga la impunidad y la pasividad de la sociedad.

Sí, se asegura que se detiene a los presuntos autores materiales e intelectuales, pero falta saber realmente por qué los mataron.

Monitor republicano
El bufón de la pajarita me aludió el miércoles en el patíbulo mañanero. Acuso recibo y, cómo decía un hombre sabio, “esperaré sentado, afuera de mi tienda, para ver pasar…”.

[email protected]