Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

¿Pasarán el examen?

victor-mendoza1

Víctor Mendoza LambertEl Serrucho

La pandemia es la prueba de fuego para López Obrador, es el momento para saber si lo que buscaba era el poder por el poder o ayudar a los mexicanos

No queda la menor duda de que los gobernantes se miden en las crisis, se miden en las buenas, pero sobre todo en las malas, un gobernante pasa a la historia por sus buenos resultados y también es parte de esa historia por sus fracasos, por cierto muchas veces y para calificar a ese gobernante cuenta más lo malo que lo bueno.

La autollamada “cuarta transformación” se encuentra en su momento de decisión, está en ese punto de inflexión dónde tendrá que decidir entre el estrepitoso fracaso o intentar nivelar el barco que se está yendo a pique.

No es ningún secreto que en los 19 meses de gobierno, sus decisiones financieras han sido pésimas.

Desde el primer día en que canceló la construcción de un aeropuerto que según el presidente lo encontró lleno de problemas y corrupción, en efecto, nunca se supo cuales eran, pero simplemente dejó perder miles de millones de pesos.

En 19 meses hemos visto el enfrentamiento directo con empresarios, con partidos políticos que no le agradan al presidente, hemos visto cancelar inversiones multimillonarias en materia energética.

Así las cosas, la autollamada cuarta transformación, está en un punto dónde tendrá que decidir mantener su ideología o salvar a millones de mexicanos.

La pandemia por la que atraviesa el mundo, es la prueba de fuego para López Obrador y su equipo, y es el momento de definición para saber si lo que buscaba era el poder por el poder o si realmente se tiene el propósito de ayudar a la mayoría de los mexicanos.

Su política social la podemos considerar necesaria pero inadecuada, regalar el dinero de los impuestos de los mexicanos no precisamente es la salvación del país.

Vemos cómo se abandonó lo elemental, los estados están sin recursos, la recaudación fiscal en su peor momento en décadas, la producción en general detenida por el agresivo virus y las políticas públicas alejando inversiones y generando un caos en materia financiera.

México de desmorona, así como se desmorona el Gobierno de apenas 19 meses de actividad, o más bien de pasividad.

Millones de empleos perdidos, los oficiales dicen un millón, los no oficiales triplican el número, además de los empleos no formales que al final del día son los más y son los que hoy día ya no existen. Algunos hablan de 5, otros de 8 millones de empleos informales perdidos, los que sean los tenemos que multiplicarlos por la familia de ese o esa desempleada.

La cuarta transformación se encuentra realizando su examen para saber si serán aprobados en el 2021 o de plano tendrán debut y despedida.

Ya veremos si se tiene la capacidad y la inteligencia para salvar a un país o solo se tiene la habilidad para regalar lo que no es de ellos.

México los está observando y los mexicanos los estamos calificando, a 19 meses de camino.

Por el momento y hasta el día de hoy la cuarta transformación está en suspenso, y la pregunta es… ¿pasarán el examen?

De ida

En un sondeo realizado en mis redes sociales (Twitter) puse la siguiente pregunta: “¿Consideras que se la ha perdido el respeto al presidente López Obrador?”

La repuesta de poco más de mil seguidores fue:
Nada 12%
Un poco 8%
Mucho 40%
Más de la cuenta 40%

Para el buen entendedor se debe de comprender que las malas decisiones generan reacciones y que cuando enfrentas también te señalan. Muchos mexicanos de los afectados hoy día lo manifiestan en las redes sociales y eso al final del día le hará mucho daño a este gobierno.

Por lo pronto podemos identificar que el 80 por ciento de los que participaron simplemente dicen que sí, sí se ha perdido el respeto al presidente.

De vuelta

El atentado que se vivió en la Ciudad de México el pasado viernes contra la más alta investidura policiaca de esa ciudad, se convierte en el parte aguas que veremos en este sexenio.

Antes de y después de… Sí, antes de ese atentado se podía hablar de abrazos y no balazos, después de ello, seguramente que el Gobierno tendrá que mostrar su fuerza para que la población los respete, de no ser así, les puedo garantizar que él o la próxima gobernante no tendrá nada que ver con Morena. Los partidos se mantienen con resultados, y hasta el momento nada se ha logrado ver.

Aserrín

Si otra cosa no sucede, Alfonso Durazo tendrá que pedir una licencia para poderse dedicar de lleno a su actividad partidista.

Las recientes giras donde acompaña al presidente se pueden identificar como la gira de la despedida.

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos.
Correo: [email protected]
Twitter: @VictorMendozaL
Facebook: Víctor Mendoza Lambert
WhatsApp: 6624335077

Menú de accesibilidad