Para la reflexión

jose-luis-cuevas

José Luis CuevasBalón al óleo

Hoy San Luis Potosí vuelve a ponerse en el mapa, lo hace acompañado de sus antecedentes y en un partido de “alto riesgo”

No es normal lo que sucede en nuestro futbol, sigue siendo alarmante que pase el tiempo y que de una problemática lleguemos a otra. Lo que comenzó siendo una semana de incertidumbre, angustia y preocupación para los dueños del balón y los socios comerciales, terminó siendo una pesadilla para los implicados, el morbo, la violencia y la vergüenza se adueño de nuestra liga, esa que pregona partido a partido que juguemos limpio y sintamos el orgullo de nuestro futbol.

Es evidente que cuando se va llenando el jarrito, cualquier cosa, por mínima que parezca, puede provocar su ruptura, ya habíamos comentado en otros textos lo peligroso que podía ser abolir el descenso, tener dueños morosos o bien reglamentos ambiguos a conveniencia de quien los necesite. Con Miguel Herrera y los insultos “Homofóbicos y discriminatorios” confirmamos todos, que el reglamento de la Liga MX es consentidor, flexible y manipulable, que la investigación de oficio se lleva según la presión mediática o lo “non grato” que puede ser determinado personaje, fue un aviso a tiempo para reformar los reglamentos. Habíamos vivido violencia en el último tiempo en la Liga MX, un clásico norteño entre Tigres y Monterrey fue el último antecedente, el castigo fue mínimo, y la culpa fue del municipio, la Liga respiró porque los acontecimientos fueron a la fueras del Estadio y como siempre, ellos nunca se equivocan.

Hoy San Luis Potosí vuelve a ponerse en el mapa, lo hace acompañado de sus antecedentes y en un partido de “alto riesgo”, mismo que las autoridades no calificaron así, incluso los gobernadores de San Luis Potosí y Querétaro acordaron una que otra apuesta…un pronóstico, un golpe de suerte, de ese tamaño fue la seguridad para el partido del domingo pasado, la invasión de cancha, la pobre actuación de las autoridades y la violencia atestiguada por cientos de niños en el inmueble, fue el daño colateral que entregó este partido.

No hemos hablado de los adeudos del Veracruz, de la forma en que Fidel Kuri se ha burlado de los dueños de la Liga, de sus futbolistas y peor aún, del pueblo veracruzano, ese que durante años con sus impuestos mantuvo al “empresario”, mismo que sigue sin responder, que argumenta que pagó deudas que no le tocaban, y que no tiene dinero, el mismo que sigue amenazando a los dueños del balón, cobrando cada vez con más relevancia sus intentos de “desenmascarar” a la Liga MX. ¿Qué tanto sabe Fidel?, Qué conoce de los dueños de la pelota que al verla manchada no hacen nada para desafilarlo, qué suerte tiene el dueño de Veracruz que hasta en la protesta exista desunión, incluso Tigres le roba el disfraz de villano y hoy se habla más de los goles de Gignac y Vargas (que fueron con toda intención, aunque digan lo contrario) que del lamentable socio de la Liga MX que es Kuri Grajales.

No tengo la menor duda que el campeonato mexicano es de los mejores en el continente, no obstante, como todo producto o marca, siempre existe un margen de mejora, hasta España, Inglaterra o Italia lo contemplan en sus respectivas ligas. Nunca estaré de acuerdo que paguen todos por unos cuantos, y aunque seguramente habrá veto en San Luis, la Liga MX debe reformar sus reglamentos, dejar el amiguismo de lado, hoy después de algunos meses el tiempo nos ha dado la razón, quitar el descenso fue un grave error, perdonar la falta de pagos de unos nos tiene hoy en jaque, nos lleva al escenario de un Comedy Center como protagonistas, seguimos dejando cabos sueltos y la marca, el producto, se sigue devaluando por los secretos de un dueño, mismo que para terminarla de fregar, primero fue político y luego dueño del balón. Más que una semana para el olvido, nuestra liga con sus excentricidades, invita a que sea una SEMANA PARA LA REFLEXIÓN.

P.D. No podemos seguir dejando que el Niño grite “Juega Limpio, Siente Tú Liga” y que el delincuente siga en las tribunas empoderándose, o bien, en el palco presidencial solo porque es el dueño de una franquicia que utilizó con fines políticos y nunca deportivos.

HASTA LA PRÓXIMA

TWITTER: @JLUIS_CUEVAS

INSTAGRAM: @Pintor_Cuevas

FACEBOOK:  EL PINTOR


Menú de accesibilidad