Oro Negro y las afores


alberto-aguirre1

Alberto AguirreSignos vitales

Los problemas para Oro Negro comenzaron en el 2014 cuando Pemex otorgó un paquete de cinco contratos a SeaMex —una asociación entre Seadrill y Fintech, de David Martínez— en condiciones inéditas: se le otorgaron tarifas más elevadas por activos de menor especificación; se le dieron plazos más largos; se introdujeron para ella bonos de desempeño que elevan considerablemente la contraprestación total; se redujeron las penalidades y se incluyeron cláusulas que hacen prácticamente imposible la terminación unilateral de su contrato. Dicho trato preferencial convirtió a Oro Negro, que brinda un servicio idéntico con activos de mejor calidad, en una “empresa de segunda clase”.

Los problemas para Oro Negro comenzaron en el 2014 cuando Pemex otorgó un paquete de cinco contratos a SeaMex —una asociación entre Seadrill y Fintech, de David Martínez— en condiciones inéditas: se le otorgaron tarifas más elevadas por activos de menor especificación; se le dieron plazos más largos; se introdujeron para ella bonos de desempeño que elevan considerablemente la contraprestación total; se redujeron las penalidades y se incluyeron cláusulas que hacen prácticamente imposible la terminación unilateral de su contrato. Dicho trato preferencial convirtió a Oro Negro, que brinda un servicio idéntico con activos de mejor calidad, en una “empresa de segunda clase”.

Debido a un ajuste presupuestal impuesto por el gobierno federal, Pemex solicitó a sus proveedores “solidarizarse” con la institución y otorgarle concesiones. Pemex ofreció reducciones temporales de tarifa a cambio de extensión en el plazo de los contratos. Al vencimiento del plazo acordado, Pemex solicitó un alivio adicional con otro periodo de 12 meses de reducción de tarifas y, en el caso de Oro Negro, suspensión de dos contratos (40 por ciento de su flota) a cambio un de plazo adicional en la vigencia de los contratos. Durante la negociación de este segundo periodo de alivio y como medida de presión, Pemex retuvo a Oro Negro los pagos durante 11 meses.

La combinación de la reducción de la tarifa y la suspensión de dos plataformas mermó el ingreso contractual de Oro Negro en más de 56 por ciento. Al vencimiento del segundo lapso, Pemex incumplió nuevamente el convenio y buscó un tercer ajuste a los contratos. La propuesta de Pemex para este tercer convenio, a diferencia de los dos anteriores, no fue de naturaleza temporal y buscó establecer de forma permanente el nivel de tarifas del segundo convenio modificatorio sin compensación alguna, y extendiendo el periodo de suspensión de las dos plataformas, limitando severamente la generación de flujo de la empresa.

El 21 de septiembre del 2017, Perforadora Oro Negro, una de las subsidiarias de la petrolera, solicitó el concurso mercantil. Y entonces, Pemex decidió cancelar los cinco contratos de las plataformas, cuyo arrendamiento ya había generado un adeudo de 97 millones de dólares, por servicios prestados y facturados.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿DISCRETOS? En el sillón central de una cafebrería polanquiense, con un péndulo enfrente, dialogaban el senador Zoé Robledo, próximo subsecretario de Gobernación, y Alfonso Durazo Montaño, futuro secretario de Seguridad Pública en el gobierno de AMLO. ¿Tema? La consulta sobre la amnistía.

PROHIBICIONES. La Sagarpa elevó las sanciones y los controles en las sustancias prohibidas para uso o consumo en la producción pecuaria. El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria emitió un listado de 32 productos, incluyendo las sales, precursores, metabolitos y derivados químicos de sustancias que sirven para la engorda de ganado y aves para consumo humano. De acuerdo con la nueva disposición publicada en el Diario Oficial de la Federación, quien incumpla con la Ley Federal de Salud Animal, recurra en su aplicación o presuma de su uso podrá ser sancionado con hasta siete años de cárcel y una multa de hasta 50 mil días de salario mínimo. El listado de sustancias prohibidas para la producción pecuaria incluye el clembuterol y el carbadox para porcinos.

SOLUCIÓN. En su acostumbrada parada estival en territorio español, Carlos Slim compareció ante la comunidad financiera, en su calidad de mandamás de la constructora FCC que, ahora dentro de Grupo Carso, tratará de regresar a las grandes ligas. Allá, el magnate mexicano volvió a hablar de la construcción del nuevo aeropuerto internacional de la CDMX: “La verdad es un proyecto espectacular de Norman Foster. se le puede bajar el costo sustancialmente porque, además de complicado, se pide que sean materiales importados; si fueran nacionales, costaría 40,000 millones, nos ahorraríamos 10 mil millones de pesos, entre una y otra serían 800 a 1,000 millones de pesos de materiales nacionales, que sería una ayuda a la economía nacional”, estimó.

  1. El ocaso de Abengoa

    Casi ocho años han pasado desde que Abengoa México ingresó a las grandes ligas, entre los contratistas del gobierno federal: era el último tramo de la administración de Felipe Calderón y la primera generación de las reformas legales, que abrían el sector energético a las inversiones privadas —luego vendrían los capitales extranjeros—, ya estaban plenamente vigentes.

    Continuar leyendo

  2. Grupos de transición

    La entrega-recepción avanza, sin pausa aunque no a la velocidad que esperaría la administración entrante. En la Función Pública, cada semana acuden a la sede central Irma Eréndira Sandoval y su “grupo de transición”. Igual ocurre en Bansefi, donde el futuro titular del Banco del Bienestar, Rabindranath Salazar, ordenó una revisión exhaustiva de contratos y padrones.

    Continuar leyendo